Banca

BBVA duplica su plan de financiación sostenible y lo sitúa en 200.000 millones hasta 2025

Desde 2018 a marzo ha financiado 59.000 millones

Pasa a ser uno de los mayores bancos en objetivos de inversión verde

Antoni Ballabriga, responsable de negocio responsable de BBVA
Antoni Ballabriga, responsable de negocio responsable de BBVA

La apuesta por la financiación sostenible es ya parte de la estrategia de las entidades financieras. Uno de los primeros en impulsar esta inversión fue BBVA, banco que en febrero de 2018 anunció su compromiso de financiar 100.000 millones de euros hasta 2025 en proyectos sostenibles. Ahora, tres años después ha decidido duplicar este objetivo y subirlo a los 200.000 millones en 2025. Esta cifra les convierte en uno de los primeros bancos en inversión verde, Uno de sus más directos rivales, Santander, tiene como objetivo financiar 120.000 millones hasta 2025.

“Queremos contribuir al esfuerzo colectivo global frente al cambio climático e impulsar un crecimiento inclusivo que no deje a nadie atrás. Dos ejes que guían nuestro compromiso y nuestro propósito, que es poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era”, ha declarado el presidente de BBVA, Carlos Torres Vila.

“La sostenibilidad es una prioridad estratégica para BBVA. Retos tan importantes como el cambio climático o la lucha contra la desigualdad, suponen una tarea titánica que nos afecta a todos como sociedad y que debemos abordar a un ritmo sin precedentes”, ha señalado Carlos Torres Vila. “Pero ayudar a nuestros clientes en su transición hacia un futuro más sostenible también representa una gran oportunidad. Por eso, hemos creído que debemos y podemos ser más ambiciosos, duplicando nuestro compromiso con la sostenibilidad, para llegar más lejos”, ha añadido.

A 31 de marzo de 2021, BBVA había alcanzado los 59.000 millones de euros en financiación sostenible, más de la mitad de los 100.000 millones de euros comprometidos entre 2018 y 2025 para luchar contra el cambio climático y promover el crecimiento inclusivo. La financiación de este tipo de operaciones sostenibles por parte de BBVA ha crecido a un ritmo un 44% por encima de lo previsto. Desde 2008 hasta marzo de 2021, el 77% de la financiación sostenible se ha destinado a la acción climática mientras que el 23% restante se ha dedicado al crecimiento inclusivo. Por segmentos, la originación de esta financiación procede mayoritariamente de Corporate Investment Banking (operaciones de banca de inversión y corporativa para grandes clientes) con un 67%; seguida de Enterprises (empresas) con un 16%; y Retail (cliente minorista) con un 17%.

“Al día de hoy, la mayor parte de la financiación sostenible del banco se ha concentrado en los mercados desarrollados en los que BBVA desarrolla su actividad de CIB, así como en España, país en el que se movilizaron en 2020, 8.500 millones de euros en financiación sostenible. A futuro, cabe esperar un crecimiento de esta financiación sostenible en los mercados emergentes”, explica Antoni Ballabriga, director global de Negocio Responsable de BBVA.

BBVA anunció el 5 de marzo de 2021 que dejará de financiar el carbón en 2030 en las economías desarrolladas y en 2040 en las emergentes. El banco sigue las directrices de la UE, que se concretan en la taxonomía europea de finanzas sostenibles.

Así, el banco define como financiación sostenible “la financiación e inversión en actividades verdes y sociales que van a ser consistentes con la taxonomía europea una vez esté plenamente desarrollada e implementada, como por ejemplo la financiación a vehículos eléctricos, la instalación de energías renovables o la concesión de hipotecas verdes. También considera financiación sostenible la corporativa a clientes vinculada a objetivos de sostenibilidad siguiendo siempre los mejores estándares de mercado. Para actividades financiadas fuera de la UE seguiremos las taxonomía locales que se vayan desarrollando y en su ausencia utilizaremos de referencia la taxonomía europea ajustando cuando sea preciso ciertos umbrales para reflejar las diferencias en los distintos países y prevenir la exclusión de los mercados emergentes”, añade el directivo.

Planes de descarbonización

Neutro. BBVA se ha comprometido a ser neutro en emisiones de carbono en 2050, no sólo en sus propias emisiones (donde ya lo es) sino también en las de los clientes. BBVA asegura que “es el banco más sostenible de Europa, y segundo del mundo, según el Dow Jones Sustainability Index”.

Planes. BBVA hará públicos a lo largo de 2021 sus planes y objetivos para acompañar la descarbonización de sus clientes en todos los sectores intensivos en emisiones de CO2, que, junto con el carbón, representan dos tercios de las emisiones globales: petróleo, gas, automoción, siderurgia, cemento y transporte. Planes que contribuyan al objetivo de cero emisiones netas en 2050 en línea con los objetivos del Acuerdo de París.

Normas
Entra en El País para participar