Faconauto denuncia que el Gobierno promueve una movilidad “para ricos”

Pide que paren los “ataques al diésel y a la gasolina”

Advierte de que están subiendo las ventas de coches de más de diez años

Gerardo Pérez, presidente de Faconauto.
Gerardo Pérez, presidente de Faconauto.

Gerardo Pérez, presidente de la patronal de concesionarios, Faconauto, habla con CincoDías con motivo del XXX Congreso & Expo de la asociación, que se celebra hoy en Madrid, y manda un mensaje contundente: “El Gobierno lo que está promoviendo es una movilidad para ricos y alejada de la realidad”.

Pérez opina que no hay que hacer una “pelea” entre las motorizaciones de combustión (diésel y gasolina) y las tecnologías alternativas (modelos eléctricos e híbridos).

“Cuando el Gobierno pretende que la gente compre un vehículo eléctrico, somos conscientes de que viven muy alejados de la realidad. Un eléctrico no lo puede comprar cualquier consumidor, sino muy pocos. Tampoco hay infraestructura de recarga. El sector vive hoy en día de la gasolina y el diésel, al igual que el Ministerio de Industria. El Gobierno recibe gran cantidad de impuestos de la gasolina y el diésel, por lo que hay que cuidar todas las tecnologías”, subraya.

En este sentido, aboga por que desde las Administraciones públicas se promueva una movilidad sin emisiones, pero “sin componente ideológico que daña tanto al sector”. En su opinión, se están produciendo “ataques” a la industria de la automoción y eso está provocando que los consumidores sigan con la duda de qué coche comprar.

De este modo, Pérez reflexiona que en la actualidad se está dando todo lo contrario a lo que busca el Ejecutivo, ya que se están incrementando exponencialmente las ventas de modelos de más de diez años.

“El coche de más de diez años es el que más se vende hoy en España, con lo cual la política de transición ecológica es buenísima. Antes se achatarraban 400.000 coches al año con los planes Renove y ahora se están vendiendo”, indica.

Crisis de los chips

Por otro lado, el directivo advierte de que la crisis de los semiconductores, que está provocando la paralización temporal de las plantas de producción mediante la aplicación de ERTE, incidirá más en el segundo semestre del año.

“Al sector se le está juntando todo. El ataque que se está produciendo al diésel y a la gasolina, muchas ciudades tienen una política anticoches muy importante... El sector necesita que se le cuide más de lo que se está haciendo”, lamenta Pérez, destacando que está muy complicado que este curso el mercado automovilístico español supere el millón de automóviles matriculados, “una cantidad que tampoco es muy importante” para un país como España.

Las ventas de coches nuevos cerraron el semestre con una bajada del 34% en comparación con el periodo de 2019 [último año de la pandemia], hasta 456.833 unidades.

“Sigue habiendo un ataque feroz al automóvil y tiene que cesar. Poniendo en duda las motorizaciones diésel y gasolina va a ser muy difícil que podamos recuperar el mercado. Nos estamos jugando muchos empleos y hay un debate absurdo e inútil”, insiste.

En este contexto, explica que es muy importante que los fondos europeos lleguen, sobre todo, a las pymes y no solo a las grandes corporaciones. Además, señala que el Ejecutivo no debe centrarse solo en ayudar a los fabricantes, sino también en impulsar la transformación digital y tecnológica de los concesionarios.

El presidente de Faconauto también hace un llamamiento a las comunidades autónomas para que activen las ayudas a la compra de modelos eléctricos del Moves III.

Particulares y autónomos pueden beneficiarse de las ayudas del desde el 10 de abril (incluido), mientras que las empresas deberán esperar a la convocatoria de las comunidades autónomas, que tienen de plazo hasta el 14 de julio para ponerlo en marcha.

Normas
Entra en El País para participar