Energía

Técnicas Reunidas confía en la recuperación energética y aspira a proyectos por 50.000 millones

El presidente Juan Lladó afirma que el dividendo volverá "cuando se estabilicen en el mercado las operaciones y las inversiones"

El presidente de Técnicas Reunidas, Juan Lladó.
El presidente de Técnicas Reunidas, Juan Lladó.

El presidente de Técnicas Reunidas, Juan Lladó, se ha dirigido este mediodía a la junta de accionistas de la compañía hablando de una “seria recuperación” del mercado energético en que se mueve su ingeniería: “Es el momento de que nuestra compañía se fortalezca y se presente en las mejores condiciones para aprovechar la nueva etapa de crecimiento que ya está aquí”.

También ha dejado la puerta abierta, sin comprometerse con fecha alguna y desde la máxima cautela, a una próxima recuperación de los dividendos: "El contexto aconseja que retomemos la senda de retribución al accionista cuando se estabilicen en el mercado las operaciones y las inversiones".

Una de las señales de mejoría es la recuperación del consumo y, como consecuencia de ello, de los precios de la energía en los mercados internacionales. El precio del Brent se ha multiplicado por cuatro desde marzo de 2020; la demanda de gas natural de Asia ha crecido un 300%, y el consumo de gasolinas en EE UU alcanzó en abril a niveles pre-pandemia. Una serie de circunstancias que se traducen en oportunidades.

Técnicas Reunidas tiene presentadas o está en proceso de oferta en proyectos por 50.000 millones de euros, según ha apuntado su primer ejecutivo. De ellos, más de 30.000 millones consisten en plantas para la generación de combustibles limpios y desarrollos petroquímicos; unos 18.000 millones responden a proyectos de tratamiento de gas natural, y los casi 3.000 millones de euros restantes “corresponden a proyectos encuadrados en la pura transición energética: hidrógeno, biocombustibles, captura del CO2... Proyectos reales, con un presente y un futuro de los que ya formamos parte porque estamos consiguiendo importantes adjudicaciones en este ámbito”, según Lladó.

Ejercicio de contención

La compañía entró en la crisis sanitaria con una cartera de 12.000 millones contratada con grandes grupos energéticos, ha recordado el presidente, pero "en dos semanas, todo cambió; los proyectos más importantes se reprogramaron al segundo semestre de 2022; y algunos, casi al comienzo de 2023".

La pandemia impacto en la actividad e hizo que la cifra de negocios, de 3.521 millones el año pasado, estuviera un 30% por debajo del objetivo inicial. El resultado operativo fue de 41,5 millones y el resultado neto se quedó en 13 millones de euros.

Más allá del desempeño en los complejos 2020 y 2021, el mensaje central dirigido a la junta ha sido el de la apertura de una nueva etapa de crecimiento. Técnicas viene de apuntarse contratos en lo que va de año por 2.100 millones de euros, y ha puesto la transición energética en el centro de su estrategia.

Entre los últimos concursos ganados está el del inversor turco Sasa para desarrollar su inversión petroquímica en ácido tereftálico purificado, materia prima necesaria para la industria textil y farmacéutica. La española también se apuntó la licitación promovida en Polonia para construir una de las mayores plantas petroquímicas de la última década en  Europa. Acaba de adjudicarse en Moscú (Rusia) la ejecución de una unidad de coke para aumentar la producción de combustibles limpios en una de las mayores refinerías de GazpromNeft. Para Global Industrial Dynamics, en Países Bajos, va a definir el diseño de una planta de transformación de residuos a metanol. Y se ocupará de la ampliación del proyecto de Tuban, para Pertamina y Rosneft, en Indonesia.

Juan Lladó se ha referido, por último, al “efecto de arrastre” sobre el tejido empresarial español, mediante las compras realizadas a proveedores por una media de 700 millones de euros anuales.

Normas
Entra en El País para participar