Ingeniería

Técnicas Reunidas crea un modelo para encauzar financiación hacia proyectos verdes

Los contratos en ejecución elegibles bajo el marco denominado Harvest representan el 40% de los ingresos del grupo

Juan Lladó, presidente ejecutivo de Técnicas Reunidas.
Juan Lladó, presidente ejecutivo de Técnicas Reunidas.

Técnicas Reunidas, una de las ingenierías de referencia en la ejecución de plantas industriales, y durante años centrada en el oil&gas, busca poner en valor su relación con actividades asociadas con la descarbonización y la transición energética. Para ello ha creado un marco específico de financiación de este tipo de proyectos. La empresa lo ha denominado Harvest e incluye indicadores para medir el progreso de la compañía en su estrategia de mitigación de emisiones y el compromiso con los objetivos del Acuerdo de París.

La empresa utilizará Harvest para evaluar si cada uno de los nuevos proyectos está o no alineado con los citados objetivos ambientales. En caso afirmativo, esos contratos tendrán acceso a instrumentos de financiación asociados a la transición energética que la compañía utiliza en el desarrollo de sus negocios.

Técnicas Reunidas ha señalado este mediodía que casi el 40% de sus ingresos (3.500 millones en 2020) derivan de proyectos elegibles bajo el modelo Harvest. Los criterios de selección se basan, según la empresa, en directrices de la European Union Taxonomy, la European Investment Bank Lending Policy y el ICMA Climate Transition Finance Handbook.

Asesoramiento externo

La metodología ha sido diseñada por Enea Consulting, consultora especializada en transición energética, y será actualizada cada año. ISS-ESG, por su parte, ha proporcionado una opinión independiente sobre el alineamiento del marco con la descarbonización y la transición energética.

El presidente de Técnicas Reunidas, Juan Lladó, ha afirmado a través de un comunicado que "este marco de financiación centrado en la transición energética confirma nuestro compromiso con el Acuerdo de París. Será un elemento muy relevante de la estrategia que desarrollamos para impulsar un sistema energético de bajo contenido en carbono y refleja nuestra decisión de estar implicados en las actuaciones que tienen un claro impacto en materia de descarbonización”.

Técnicas, que tiene en su haber la ejecución de un millar de plantas industriales durante los últimos 60 años, trabaja en proyectos de bajas emisiones relacionados con el hidrógeno azul y verde, el secuestro y captura de CO2, las actividades a lo largo de la cadena de valor del gas natural (como fuente energética de transición), los biocombustibles y las instalaciones de producción de electricidad con biomasa. También tiene presencia en actividades relacionadas con la economía circular. Un campo, este último, en el que viene de adjudicarse una planta de biometanol a partir de biomasa en Ámsterdam por más de 200 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar