El portazo de Criteria hará a IFM conformarse con el 17% de Naturgy

Las fuentes consultadas cuestionan que pueda alcanzar el 22% que se fijó como máximo

Criteria Caixa
Isidre Fainé, presidente de Criteria Caixa, y Francisco Reynés, consejero delegado de Naturgy.

Criteria, el holding que gestiona las inversiones de La Caixa, desconcertó ayer a propios y extraños con un aviso a navegantes: no solo no venderá su participación en Naturgy a IFM en su opa a 22,37 euros por acción, sino que elevará su participación desde el actual 24,8% hasta cerca del 30%. Esto supone un torpedo en la línea de flotación del fondo australiano que, según las fuentes consultadas, tiene muy complicado controlar el 22,69% que pretendía alcanzar como máximo en el accionariado de la gasista. Previsiblemente, se deberá conformar con un nivel cercano al 17%.

El plácet del Gobierno a la opa del fondo australiano IFM por el 22,69% de Naturgy está cercano, a falta de un informe de Transición Ecológica, como publicó CincoDías el pasado 13 de mayo. Los otros dos ministerios decisivos, el de Asuntos Económicos y el de Industria y Comercio, han dado su bendeción a la operación, según fuentes financieras. Pero todo puede dar un vuelco. El Gobierno estudiará con aún más cuidado la operación tras el contundente mensaje de uno de los principales accionistas de empresas españolas.

NATURGY 22,39 2,05%

Isidre Fainé, presidente de Criteria –que controla el 40% de CaixaBank– y de la Fundación Bancaria La Caixa, ha tomado cartas en el asunto antes de que nadie se lo esperara. De ni siquiera anticipar qué iba a hacer con su participación, ayer declaró su intención por "reforzar su posición en (...) Naturgy", sin llegar, eso sí, al 30% que le obligaría a lanzar una opa. Esto implica la posibilidad de que adquiera más de un 5%. Y así será de manera inminente: en las próximas semanas, según las fuentes financieras consultadas.

Criteria tiene tiempo de actuar directamente en el mercado antes de que la opa haya concluido. Primero, necesita la luz verde del consejo de Ministros, una vez que el trío de carteras con voz y voto en el asunto se haya pronunciado. Después, la CNMV tendrá que aprobar el folleto de la opa, y esto puede llevar la operación hasta julio y agosto.

La nota de Criteria es dura. Pone negro sobre blanco su voluntad de continuar como el accionista español de referencia de Naturgy y como tal defender sus intereses. Y aduce que su gran misión es "mantener la empresa cotizada en España (...), asegurar un plan industrial de la compañía (...), priorizando la inversión productiva (...) y evitar ventas de negocios de Naturgy sin asegurar su reinversión". Fuentes cercanas a IFM, sin embargo, consideran que la decisión de Caixa "es una buena noticia", ya que "confirma que es un inversor a largo plazo como IFM".

La opa, por un máximo de 220 millones de acciones de la utility, se dirige al 22,69%, y ahora mismo el capital libre (free float) de la empresa está en menos del 30%. "La operación ya iba justa, y, si Criteria cumple lo anunciado, complicará más la situación, al drenar flee float por alrededor de un 5%, de manera que este situaría en torno al 25%", señalan fuentes cercanas a la operación. La opa está condicionada a una aceptación mínima de dueños con el 17%, un porcentaje, a priori, al alcance de la mano siempre que se mantenga la prima de la oferta del fondo de pensiones que tiene como hombre en España a Jaime Siles. Además de Criteria, CVC y GIP también están presentes en el accionariado de Naturgy, con un peso, en suma, del 40%. Así, la opa se dirige a menos del 30% del capital.

Naturgy cayó ayer un 1,05%. El mercado ha hecho dos interpretaciones. Por un lado, duda de que la oferta pueda llegar a buen término sin la aquiescencia de Fainé. Otros leen lo opuesto: la Bolsa duda de que Criteria vaya a comprar acciones de Naturgy en el mercado en el corto plazo. En cualquier caso, los títulos de la gasista cerraron a 21,58 euros. El precio que oferta IFM está un 3,7% por encima.

Normas
Entra en El País para participar