Se desata la guerra entre Telegram y WhatsApp.
Se desata la guerra entre Telegram y WhatsApp.

Arden las redes sociales de Telegram y WhatsApp: se desata la guerra entre las ‘apps’

El 15 de mayo marcó un hito en la confrontación.

El pasado día 15 de mayo, sábado, fue una jornada importante. No porque media España se marchara a visitar a la otra mitad aprovechando que el estado de alarma ha pasado a la historia, pero sí en las pantallas de nuestros smartphones. Lugar en el que empezó una nueva batalla alrededor de las apps de mensajería por culpa de esas nuevas condiciones de uso de WhatsApp que incluyen toda una serie de cambios en la privacidad de algunos de los chats.

Además, es por todos conocido que por culpa del error de comunicación cometido por WhatsApp el pasado mes de enero, alternativas como Telegram y Signal multiplicaron exponencialmente su número de usuarios, así que ante la llegada de ese 15 de mayo todos habían preparado un buen arsenal de ataques contra sus rivales. Y lo que parecía una simple broma... acabó como vais a ver ahora en una Guerra (virtual) Mundial.

Telegram publica, WhatsApp responde

Lo que hizo la aplicación de mensajería fundada por Pável Dúrov no fue otra cosa que, un día antes, el viernes 14 de mayo, publicar una curiosa imagen con la evolución del icono de la papelera de Windows (en sus diferentes versiones) a lo largo de los últimos 25 años para, en último término, indicar una versión algo modificada en la que podían verse tanto el logotipo de WhatsApp como el de Facebook. Un claro mensaje de "tíralos a la basura".

Ante una comunicación así, el responsable de redes sociales (o cualquier otro superior) de WhatsApp decidió darse por aludido y en respuesta directa a esa imagen de las papeleras, publicó otro mensaje en el que se leía "Administrador de Telegram '... y lo que la gente no sabe es que no estamos encriptados de un extremo a otro de forma predeterminada'". ¡¿Zasca?! Bueno, no tanto si tenemos en cuenta que la respuesta de los de Facebook es un bulo de los muchos que corren alrededor de estas apps y sus presuntas fallas de privacidad porque, sobre el papel, Telegram sí tiene este tipo de protección en sus mensajes.

Eso sí, lo que no pudo aguantar el CM de Telegram es para responder, con un menaje también contundente y negando la anterior acusación: "Nuestros usuarios saben cómo funcionan las cosas y tienen las aplicaciones de código abierto para PROBARLO. Tú... la captura de pantalla habla sola [...] y dice que estás mintiendo", en referencia a un texto en el que se puede leer que los mensajes están encriptados de punto a punto y nadie, incluso WhatsApp, puede leerlos.

Normas
Entra en El País para participar