iPhone con una imagen... ¿tridimensional?
iPhone con una imagen... ¿tridimensional?

Apple quiere para sus iPhone y iPad una tecnología que lleva ‘muerta’ una década

¿Conseguirían los norteamericanos triunfar donde otros fracasaron?

Hace una década, hubo un momentum en el que llegaron al mercado móviles que tenían dos sensores de cámara en la parte posterior cuando la práctica totalidad de dispositivos solo tenían uno. ¿Acaso inventaron eso de tener grandes angulares y telefotos en un mismo smartphone? No, la moda tenía otro nombre, 3D, y venía heredada del éxito en cines apenas dos años antes de "Avatar", de James Cameron.

Efectivamente, los móviles con pantallas y cámaras 3D se pusieron de moda y el resultado fue que aterrizaron en el mercado un par de modelos realmente interesantes que, desgraciadamente, no tuvieron el éxito que seguramente merecían. Para ejemplos dos, el HTC Evo 3D y el LG Optimus 3D. Ahora bien, ¿es posible que Apple esté flirteando con la idea de tener un iPhone en los próximos años con pantallas y cámaras tridimensionales?

Una patente viene a respaldar los rumores

El caso es que Apple acaba de recibir la buena noticia de que le han concedido una de las últimas patentes que ha presentado y que se mueve en la dirección de permitirle desarrollar un dispositivo que tendría tecnología 3D para disfrutar de contenidos en su pantalla. Eso sí, no sabemos si al estilo de lo que consiguió, hace ahora precisamente una década, esa Nintendo 3DS que fue la consola portátil de los japoneses hasta hace prácticamente dos años.

LG Optimus 3D.
LG Optimus 3D.

La idea de Apple va dirigida, sobre todo, a poder disfrutar de contenidos tridimensionales aplicados a la realidad virtual y aumentada, campo este último donde está poniendo muchos esfuerzos si miramos los sensores LiDAR que han venido añadiendo a algunos de sus últimos lanzamientos. Tanto los iPad Pro de 2020 y 2021 como los iPhone 12 Pro que aterrizaron en las tiendas entre octubre y noviembre del año pasado.

En la patente queda claro que Apple es consciente de que "puede ser difícil proporcionar este tipo de contenido en un dispositivo multifunción, como un teléfono inteligente o una tableta, sin generar artefactos visibles como desenfoque de movimiento, compensaciones de luminancia u otros efectos que pueden ser desagradables o incluso vertiginosos para un espectador". Así que la solución que cree haber encontrado es tan sencilla como antigua, creando un "modo de pantalla dividida" para proyectar imágenes por separado para cada ojo.

Esa idea convierte esta patente en un simple sistema de realidad virtual, o aumentada, 3D, al estilo de las Oculus, HTC Vive y demás modelos de cascos VR que se venden en el mercado, por lo que estaríamos bastante lejos de un concepto de iPhone con pantalla 3D. ¿O tal vez piensan en lanzar un accesorio que convierta nuestro smartphone en el visor de ese sistema, al estilo de las Samsung Gear VR?

Normas
Entra en El País para participar