Tecnología

La viuda que heredó una fortuna de casi 6.000 millones de Samsung

Hong Ra-hee se convierte en la principal accionista de Samsung Elecgtronics tras recibir un 2,3% del capital

Lee Kun-Hee, en el centro, y sus hijas
Lee Kun-Hee, en el centro, y sus hijas AP

Hong Ra-hee, la esposa del difunto presidente del grupo Samsung, Lee Kun-hee, aumentó su fortuna de un plumazo a más de 7.000 millones de dólares (5.800 millones de euros) tras recibir miles de millones de dólares en acciones en la esperada transferencia de los activos de su marido.

Hong, de 75 años, heredó unos 83 millones de acciones de Samsung Electronics, valoradas a 73 dólares cada una a cierre del lunes, lo que la convierte en la mayor accionista individual del gigante tecnológico, con una participación del 2,3%, según una declaración presentada la semana pasada. Hong es la mujer más rica de Corea del Sur, con un patrimonio neto de 7.400 millones de dólares, según el índice de multimillonarios de Bloomberg.

Es otra consecuencia del masivo traspaso de riqueza tras la muerte de Lee en octubre pasado, que vio cómo su hijo Jay Y, líder del conglomerado desde que su padre sufriera en 2014 un infarto que lo dejó en incapacidad hasta su muerte, ha reforzado el control de la compañía. El único hijo varón del difunto Lee (tenía dos hijas más) tiene una fortuna estimada en  12.600 millones de dólares, según el índice, mientras que sus hermanas Boo-jin y Seo-hyun aumentaron su riqueza hasta los 5.000 y 4.400 millones de dólares respectivamente.

"Es una situación en la que los miembros de la familia salen ganando", dijo Park Ju-gun, director de la empresa de investigación Leaders Index, con sede en Seúl. "Ha garantizado un control más estable para Jay Y. Lee, mientras que los demás miembros de la familia tienen más voz con el aumento de sus participaciones".

Una portavoz de Samsung Electronics declinó hacer comentarios sobre el patrimonio neto de la familia.

El drama sobre la sucesión en la mayor empresa de Corea del Sur ha agitado el país desde que el fallecido Lee, el patriarca y durante mucho tiempo jefe de Samsung Electronics, sufrió un ataque al corazón en 2014. Jay Y. Lee ha sido acusado en dos juicios diferentes de comportamiento ilegal para asegurarse el control del conglomerado y está actualmente cumpliendo una pena de cárcel tras una condena por soborno en el primer caso.

La viuda Hong recibió la mayor parte de la participación del difunto Lee en Samsung Electronics, ya que se dividió en una proporción más beneficiosa para ella y sus tres hijos. Hong recibió alrededor del 33% de las participación, mientras que sus hijos recibieron cada uno alrededor del 22%, de acuerdo con la proporción legalmente prescrita.

Por su parte, Jay Y Lee ha aumentado significativamente su control sobre varias filiales del conglomerado de su padre, situación que le da mayor poder en el conglomerado. La participación de Lee en Samsung Electronics aumentó al 1,63% desde el 0,7% anterior y Lee también heredará la mitad de la participación de su padre de su padren Samsung Life Insurance, que pasará al 10,44% desde el 0,06% anterior.

Normas
Entra en El País para participar