La energéticas aceleran inversiones en el despliegue de puntos de recarga para coches eléctricos

Electromaps cifra en 20.641 los puntos en España, frente a los 8.545 de Anfac

 Un vehículo de Tesla conectado a un punto de recarga.
Un vehículo de Tesla conectado a un punto de recarga.

Las compañías energéticas están pisando el acelerador en su apuesta por la movilidad eléctrica y están comprometiendo más inversiones para el despliegue de infraestructura de recarga para coches eléctricos.

Naturgy fue la última en presentar al Gobierno un plan para construir una red pública de más de 1.100 cargadores rápidos y semirápidos en entornos urbanos, poblaciones de más de 50.000 habitantes con obligación de disponer zonas de baja emisiones, e interurbanos en las principales vías de comunicación cada 200 kilómetros, con el objetivo de “democratizar el vehículo eléctrico”.

La propuesta de la energética que preside Francisco Reynés se enmarca dentro de los proyectos que ha presentado al programa europeo Next Generation. Por su parte, Ibedrola suscribió en septiembre del año pasado con el Instituto de Crédito Oficial (ICO) un nuevo préstamo ‘verde’ por importe de 59,4 millones de euros para acelerar el despliegue de su plan movilidad sostenible, que contempla la instalación de 150.000 puntos de recarga en hogares, empresas y en la vía pública en los próximos cinco años.

En este caso, dicha financiación permitirá reforzar la red de recarga en vía pública de la energética en España y Portugal con hasta 2.500 nuevos puntos. En concreto, Iberdrola apostará por el despliegue de cargadores de carga rápida y pondrá a disposición de los clientes estaciones ultra rápidas (350 kW) cada 200 kilómetros, super rápidas (150 kW) cada 100 kilómetros y rápidas (50 kW) cada 50 kilómetros.

A principios de marzo, Endesa X inició la segunda fase de su plan de infraestructura de recarga para coches eléctricos de acceso público con el objetivo de desplegar 25 estaciones de carga ultrarrápida en el próximo año, que, según la compañía, serán las primeras de España. Destaca que esta tecnología permitirá recargar 150 kilómetros de autonomía del vehículo en menos de diez minutos.

A finales de 2018, la firma que dirige José Bogas presentó un macroplán para instalar 108.000 puntos de recarga públicos y privados en España en cinco años. En este momento, supera los 2.000 públicos y hasta 2023 instalará más de 6.500 en centros comerciales, parkings, cadenas hoteleras, áreas de servicio, vía pública, etc, con el fin de acompañar el crecimiento del mercado del vehículo eléctrico. En total, aspira a 56.000 puntos entre públicos y privados para dicho año.

La energéticas aceleran inversiones en el despliegue de puntos de recarga para coches eléctricos

Punto verde: CHAdeMO (carga a 50 kW); Punto rojo: Schuko (carga entre 8 y 10 amperios); Punto violeta: estación de Tesla (solo para este tipo de modelos); Punto azul: Type 2 (cargador estándar); Punto azul celeste: CEE 2P+E (alta tensión, sobre todo en campings); Punto naranja: CCS2 (carga en CA y en CC). Fuente: Electromaps.

Repsol también quiere tener un punto de recarga eléctrica cada 50 kilómetros en sus más de 3.400 estaciones de servicio en España, hasta alcanzar un total de 1.000. Actualmente, cuenta con más de 250 puntos de recarga en vía pública, la mayoría en estaciones de servicio, y con más de 1.000 terminales de ámbito privado entre empresas y particulares. También opera dos puntos de recarga ultrarrápida, que permiten cargar la batería entre cinco y diez minutos. En febrero, Nissan y Repsol alcanzaron un acuerdo para instalar 15 puntos de carga rápida en las estaciones de servicio de la compañía que dirige Josu Jon Imaz.

EDP y el gestor de aparcamientos APK2 también avanzan en su cooperación para el desarrollo de infraestructura de recarga y antes de verano habrán desplegado 200 puntos entre 30 localidades españolas, al tiempo que Cepsa instalará en 35 de sus estaciones, situadas en los principales corredores peninsulares, cargadores de Ionity, la red de carga ultrarrápida europea formada por los principales fabricantes de vehículos como Volkswagen o Ford. Actualmente cuenta con 30 cargadores ultrarrápidos en once gasolineras.

Según la plataforma Electromaps (gran proveedor de servicios especializado en movilidad eléctrica), en España hay ya registrados 20.641 puntos de recarga (2.609 con más de 50 kW de potencia). Además, especifica que el país cuenta con 7.848 localizaciones con puntos, que pueden ser, por ejemplo, un hotel o un centro comercial.

Falta un mapa oficial que agrupe la infraestructura pública

Iniciativa PSA-IDACS. El Gobierno está trabajando en colaboración con Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (Aedive) en un proyecto europeo cuyo objetivo es agrupar la información y localización de los puntos de recarga en España, denominada PSA-IDACS. Los 15 estados miembros del consorcio tienen que recopilar obligatoriamente datos relacionados con infraestructuras de combustibles alternativos (puntos de recarga eléctricos y estaciones de reabastecimiento de hidrógeno).

Propuesta de Anfac. La patronal de fabricantes trabaja en un mapa nacional de infraestructuras de recarga de acceso público en el que se fijará la cantidad de puntos necesarios en el territorio. También reclama un organismo de gobernanza y seguimiento, como, por ejemplo, el IDAE. Así, advierte de que se deben alcanzar los 48.000 puntos para el año que viene, frente a los 8.545 actuales, para avanzar en los objetivos que fija el Ejecutivo en el PNIEC: entre 80.000 y 110.000 puntos y cinco millones de coches eléctricos para 2030. Fuentes del sector cifran en 300 millones de euros el coste para alcanzar este objetivo.

Normas
Entra en El País para participar