Samsung Galaxy Z Fold 2 5G.
Samsung Galaxy Z Fold 2 5G.

Los próximos Samsung Galaxy Z Fold serán capaces de medir tu presión arterial, ¿cómo?

Será de especial utilidad para algunos enfermos crónicos.

Prácticamente desde los inicios de de la revolución smartphone, hace más de 10 años, muchas de las funciones de los dispositivos que han venido a continuación se han vinculado a cuestiones de salud, aprovechando que la tecnología permite fabricar aparatos cada vez más pequeños, funcionales y conectados. Prueba de ello fueron aquellos primeros sensores de ritmo cardíaco en los módulos de cámara de algunos teléfonos de Samsung.

Solo había que poner el dedo sobre una pequeña luz roja que, al encenderse y apagarse, era capaz de decirnos cuántas pulsaciones por minuto teníamos. Ahora, buena parte de esos sensores (frecuencia cardiaca, oxígeno en sangre, electrocardiogramas, etc.) se han trasladado a nuestras muñecas, a los smartwatch, aunque Samsung quiere ir un paso más allá con algunos de sus próximos modelos plegables.

Midiendo la tensión arterial rápidamente

Los tensiómetros son unos aparatos que miden la presión arterial que se produce por la distinta fuerza con la que nuestro corazón impulsa la sangre a través del sistema circulatorio, y es un buen indicador de la salud que tenemos: cuanto más alta, más riesgo de sufrir un accidente cardiovascular. Muchas personas padecen hipertensión, lo que les lleva a tener que controlarse periódicamente con el objetivo de detectar a tiempo potenciales episodios de peligro, así que imaginad la ventaja que les traería contar con un sensor específico instalado en sus smartphones.

Esquema de la nueva patente de Samsung.
Esquema de la nueva patente de Samsung.

Esa podría ser, según una patente de Samsung, la siguiente parada en esta carrera por incluir en móviles y relojes sensores de salud. Un tensiómetro que estaría limitado, de momento, a los modelos plegables de los coreanos que, como podéis ver por las imágenes filtradas de la patente, recurriría a varios sistemas de medición instalados tanto en el exterior como en el interior de las pantallas.

En el esquema que tenéis más arriba, puede verse cómo se instalarían los sensores del tensiómetro en un hipotético Galaxy Z Fold 3, a través de componentes que no queda muy claro si se situará debajo de la pantalla o en la propia superficie del teléfono. Sea como fuere, los coreanos barajan varias disposiciones para colocar los elementos que permitirán a un usuario medirse la tensión y saber en todo momento qué tal anda. La tecnología que Samsung utilizará es la llamada de "ondas de pulso" y será capaz de conocer con precisión los datos de la presión arterial para guardar en la suite de salud toda la información histórica y, más tarde, llevársela a nuestro cardiólogo y que verifique que tenemos una salud de hierro.

Normas
Entra en El País para participar