Iberdrola y Endesa piden prohibir los coches diésel en 2035

Un total de 27 empresas defienden que esto mandará una señal de inversión a los fabricantes

Campa de vehículos.
Campa de vehículos. Reuters.

Iberdrola, Ikea, Volvo y Uber son algunas de las empresas que han solicitado a la Unión Europea (UE) establecer el límite de venta de coches de gasolina y diésel en 2035.

Según un manifiesto conjunto de 27 empresas recogido por Transport & Environment (T&E), los legisladores de la UE deberían fijar la fecha límite para la venta de nuevos vehículos con motor de combustión en 2035 “como muy tarde”. Las compañías consideran que una fecha fija enviará una clara señal de inversión a los fabricantes de automóviles, las cadenas de suministro y los proveedores de infraestructuras y permitirá a todas las empresas descarbonizar sus flotas de vehículos.

T&E denuncia que los coches y las furgonetas son responsables del 15% de todas las emisiones de CO2 de Europa, así como la mayor fuente (26%) de emisiones tóxicas de óxido de nitrógeno, que causan enfermedades crónicas y la muerte prematura de 54.000 europeos cada año. “El petróleo cuesta a la economía europea más de 200.000 millones de euros al año en importaciones”, añade la asociación.

Las empresas que se han adherido a la petición abierta a 26 de abril son: Allego, Ample, Arrival, Chargepoint, Coca-Cola European Partners, Electreon, Enel X (Endesa), EV Box, Fastned, Greenway, Iberdrola, Ikea Retail, LeasePlan, Leclanché, Li-cycle, Lime, Metro AG, Novamont, Novo Nordisk, SAP Labs in France, Schneider Electric, Sky, Uber, Vattenfall, Verkor, Volvo Cars, Vulcan Energy.

En junio se revisarán las normas de CO2 para coches y furgonetas en la UE. En España, el Congreso de los Diputados aprobó a principios de mes el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que ya solo queda pendiente de su último tramite en el Senado y entre cuyos objetivos se incluyen acabar con la venta de coches de gasolina y diésel en 2040 [no destinados a usos comerciales], recortar emisiones y alcanzar la neutralidad climática del país en 2050.

Asimismo, prohibirá los sondeos y prospecciones de combustibles fósiles, obligará a que todas las ciudades de más de 50.000 habitantes tengan una zona de bajas emisiones en 2023.

Normas
Entra en El País para participar