Reestructuración bancaria

Estos son los mayores ERE de la banca en los últimos diez años

Desde 2010 se han llevado a cabo 70 despidos colectivos que han implicado la salida de 73.000 empleados

Eres banca Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La banca española no deja de engrosar el número de salidas de empleados en la última década. Desde 2010, las entidades han llevado a cabo un total de 70 procesos de despidos colectivos, entre Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) y salidas voluntarias, que han implicado la salida de 73.454 trabajadores. Para dar una idea de la magnitud de la cifra, supone el aforo que llenaría el Estadio Olímpico de Berlín.

Y es que, de todos los procesos de despidos colectivos en la última década, 22 han conllevado la salida de 1.000 o más trabajadores. El mayor ERE planteado en la banca española es el anunciado recientemente por CaixaBank, que tiene que ajustar su plantilla tras la absorción de Bankia, y que implicará, según la primera propuesta, la salida de 8.291 trabajadores. La cifra más elevada hasta ahora, teniendo en cuenta solo la última década, la había registrado precisamente Bankia en 2013, cuando se encontraba en medio de una gran reestructuración debido a la anterior crisis económica en la que fue rescatada con fondos públicos, que terminó con el recorte de 4.500 empleos.

Eres banca Pulsar sobre el gráfico para ampliar

No obstante, se aprecian diferencias en el volumen de salidas que se han producido en los últimos años respecto a los inicios de la anterior década. Entre 2010 y 2013, coincidiendo con la primera etapa de consolidación y reestructuración bancaria, se produjeron más despidos colectivos, pero con un menor volumen de salidas: las más numerosas se encontraban entre los 1.000 y 2.000 trabajadores aunque con algunas excepciones (el citado ERE de Bankia en 2013 y la salida de otros 4.000 trabajadores en 2010 cuando se llevó a cabo la fusión entre las nueve cajas que dieron lugar a la entidad).

En cambio, entre 2014 y 2021 se han producido menos despidos colectivos, pero el volumen de recorte de empleos es sensiblemente mayor, sobre todo en los últimos meses, y van desde la salida de 2.592 trabajadores de Popular en 2016, a los 3.572 de Santander anunciados a finales de 2020 o los recientemente anunciados de BBVA (3.800 trabajadores) y CaixaBank (los citados 8.291).

31% menos de empleados

En realidad, el número de salidas totales que ha habido en la banca en los últimos diez años es bastante superior. De hecho, la banca española es la que ha sufrido una mayor reestructuración en Europa desde que estalló la crisis financiera en 2008. Ese proceso continuó, primero por la progresiva digitalización de los servicios bancarios y después por la presión de los bajos tipos de interés que provocaron medidas de eficiencia para tratar de elevar unos débiles ratios de rentabilidad. Finalmente la crisis del Covid-19 ha acelerado esa reestructuración.

Según los datos del Banco de España en 2010 había 263.715 trabajadores en las entidades españolas, una cifra que ha caído constantemente cada año hasta situarse en 181.575 a cierre de 2019, lo que supone un recorte del 31%. Además hay que tener en cuenta que 2019 es el último dato disponible publicado por el supervisor bancario español por lo que la cifra real es mucho más baja teniendo en cuenta las salidas de trabajadores en 2020. Si a estos números se le suman los ajustes que se producirán este año según los planes anunciados por las entidades, y los que se acometerán próximamente, la destrucción de empleo en el sector bancario sumaría más de 100.000 salidas de trabajadores en solo 11 años.

Previsiblemente, en los próximos meses se producirán más ajustes de plantilla (queda por conocer la propuesta de la nueva Unicaja cuando se formalice la absorción de Liberbank), ya que en la última década, marcada por las dos crisis económicas, han coincidido con un proceso de concentración bancaria que ha derivado en continuos despidos colectivos.

Normas
Entra en El País para participar