Renfe pasa de las tarifas a billetes con precio dinámico y venderá con un año de antelación

El operador anuncia un nuevo modelo comercial con tres opciones de precios, dos de asientos y billetes nominativos

Precios Renfe
El presidente de Renfe, Isaías Táboas, en su despacho de Madrid.

La presión de la competencia, las nuevas exigencias del viajero y la propia complejidad comercial de su oferta, han movido a Renfe a realizar una profunda reconversión de su estructura comercial. Baja a tres opciones de precios frente a las 148 tarifas existentes en este momento en sus servicios comerciales; pone al alcance del viajero dos tipos de asientos, desapareciendo las clases Turista, Turista plus y Preferente; va a instaurar el billete nominativo, y venderá a un año vista desde el margen actual de 60 ó 90 días de antelación. 

Esta transformación ha sido anunciada esta mañana para el mes de junio y llega en plena entrada de la competencia en servicios de alta velocidad. La francesa Ouigo estrena el 10 de mayo su tren de bajo coste en el corredor Madrid-Barcelona.

El director de Alta Velocidad y Servicios Comerciales de Renfe, Francisco Arteaga, ha señalado en un encuentro con medios que se trata de mejorar la experiencia del cliente, adaptarse a sus requerimientos e incrementar los ingresos por la vía de la generación de demanda sensible al precio. En una comparativa de precios, la mejor oferta promo en el AVE Madrid-Barcelona es ahora de 32,65, bajando a 27,25 euros de partida con el nuevo billete básico. La rebaja es del 16,5%. Y muy superior para los niños y viajeros con tarjeta Dorada.

Los servicios comerciales de Renfe viajaban antes de la pandemia al 85% ó 90% de factor de ocupación, mientras que en horario valle lo hacían a no mas del 40% de media. El nuevo sistema de venta, basado en el Revenue Management muy común en la aviación, facilitará atraer público a servicios con menor demanda. Y es que el precio del billete ya no estará sujeto a la rigidez de una tarifa fija sino que dependerá de la anticipación de la compra, el grado de ocupación del tren y de los servicios requeridos.

El presidente de Renfe, Isaías Táboas, ha anticipado que todo billete vendido será nominativo, con lo que Renfe tendrá un mayor margen de gestión de cualquier incidencia relacionado con horarios o podrá controlar el pasaje en caso de emergencia sanitaria. El operador público ya ha optado por este modelo durante la pandemia, con lo que ha podido devolver 90 millones de euros a 2,5 millones de viajeros con nombre y apellidos por cancelaciones de viajes.

"En este momento tenemos visibilidad sobre los horarios de los servicios a 60 ó 90 días, por lo que solo podemos vender billetes con esa anticipación. Tener identificado al viajero permite comercializar a mayor plazo, algo muy demandado por el cliente, por la posibilidad de informarle sobre cualquier cambio", ha explicado Táboas a los medios.

Nuevas opciones

El viajero en AVE, Alvia, Euromed e Intercity (el low cost Avlo queda al margen) podrá seleccionar entre precio Básico, Elige y Premium. Las diferencias entre ellos será básicamente el espacio entre asientos, el acceso a restauración y las facilidades para cambiar o anular los billetes, que no existen en la opción básica.

Los dos tipos de asiento serán Estándar o Confort. Las opciones Básico y Elige convivirán en los distintos coches de los trenes, con configuración 2+2 la primera y 2+1 la segunda, mientras que la Premium, con configuración 2+1, tendrá coches dedicados. 

La política de descuentos también ofrece dos importantes variaciones: el máximo pasa del 70% al 75%, y estos se aplican sobre el mejor precio encontrado para colectivos como familias, niños o usuarios de Tarjeta Dorada. Hasta ahora, el descuento se restaba de la tarifa más alta, con lo que mayores, jóvenes, nilis o familias podían encontrar billetes mas baratos en la web de Renfe que aplicando los propios descuentos.

 

 

Normas
Entra en El País para participar