Inversión

Las 15 mayores sicavs reducen su patrimonio un 11% desde 2017

Los gestionadas por March sufren fuertes caídas de los activos. Lierde, vinculada a la familia Alierta, ha perdido un 59% de su patrimonio

Sicavs Pulsar sobre el gráfico para ampliar

as sociedades de inversión de capital variable (sicavs) llevan unos años en el ojo del huracán. A la presión de los partidos políticos se suman los cambios en su fiscalidad, lo que ha provocado que el número de vehículos de ahorro de las grandes fortunas cayera en 2020 a mínimos de 20 años. Una presión que se ha reflejado en su patrimonio, zarandeado el año pasado por los efectos de la pandemia en el mercado. De todas ellas, las 15 que más patrimonio gestionan, ligadas fundamentalmente a grandes fortunas españolas, contaban con un patrimonio de 5.204 millones, un 5,4% menos que un año antes.

Una caída que llueve sobre mojado. En los últimos tres años, las sicavs más grandes acumulan un recorte de sus activos bajo gestión del 11%. Un periodo en el que los fondos de inversión han logrado, a su vez, elevar su volumen de activos un 15%, hasta los 276.000 millones de euros a cierre de diciembre.

Entre ellos, destacan los gestionados por Banca March, que han perdido de forma conjunta un 37,8% de su patrimonio desde 2017. Banca March cuenta con tres sicavs: Torrenova de Inversiones, Cartera Bellver y Lluc Valores. La primera de ellas aglutina un patrimonio de 907 millones y es el mayor de estos vehículos en España. Es su sicav más conservadora –un 78,1% de su cartera está en renta fija y liquidez– y es la que más penalizada se ha visto por la caída de patrimonio, esencialmente derivada de los reembolsos. En los últimos tres años ha perdido un 40%.

Cartera Bellver –que a cierre de enero tenía un 57,9% en renta variable– ha visto cómo sus activos pasaban de 574 millones en 2017 a 348 a cierre del año pasado. Mientras que el vehículo más expuesto a la Bolsa, Lluc Valores, ha perdido un 23% de su patrimonio en los últimos tres años.

Fuentes de Banca March justifican que el patrimonio que ha salido de las sicavs ha sido recolocado por sus clientes en otros de sus productos, como la gestión discrecional de carteras.

Sin duda, el mayor recorte en el patrimonio de una de las grandes sicavs ligadas a las grandes fortunas es el visto en Lierde, vinculada a la familia de César Alierta, expresidente de Telefónica, que ha reducido un 59% su patrimonio desde 2017. Solo el año pasado lo recortó en un 36%.

Alicia Koplowitz

Soixa, sicav gestionada por Magallanes y ligada a la familia Hernández Callejas, propietaria de Ebro Foods, es otra de las más afectadas desde 2017 por la salida de activos: ha perdido un 15% de su patrimonio, hasta situarse en los 274 millones a cierre del año pasado. Ejercicio en el que su cartera perdió un 5,42% de su valor.

Por su parte, Morinvest, el vehículo de inversión de Alicia Koplowitz, que controla en un 99,84% del capital, ha reducido sus activos en los últimos tres años en un 2%. A cierre del año pasado su mayor exposición en renta variable era Proeduca, dueña de la Universidad de La Rioja, con un peso en su cartera del 2,39%, por encima del 1,76% previo. Con todo, su mayor exposición está en Lontana Umbrella Fund, un fondo gestionado por su gestora, Omega Gestión de Inversiones, y domiciliado en el Reino Unido, que tiene un peso del 7,01%.

Entre las sicavs más grandes que han logrado elevar su patrimonio en los últimos tres años están las dos del fundador de Pronovias, Alberto Palatchi. Gesprisa y Herprisa han ganado más de 200 millones de euros de patrimonio en este periodo. Entre las principales apuestas de Gesprisa están Airbus y Apple, que suponen un 4,13% y un 4% de la cartera respectivamente. Mientras que entre los valores cotizados españoles destacan Repsol y Santander, con un peso en cartera del 2,73% y del 1,78%.

Por su parte, Herprisa, que el año pasado logró una rentabilidad del 6,79%, optó en el segundo semestre de 2020 por elevar el peso de la renta variable nacional en cartera, del 2,1% hasta el 5,47%, y reducir drásticamente el de la renta fija, del 20,94% hasta el 1,34%.

La familia Del Pino, por su parte, a través de Allocation y Chart Inversiones, ha elevado en más de 100 millones su patrimonio bajo gestión en los últimos tres años, mientras que Soandres Inversiones, la sicav que aglutina parte del patrimonio de Sandra Ortega, elevó en este periodo sus activos bajo gestión un 9%.

Normas
Entra en El País para participar