Textil

Inditex registró pérdidas antes de impuestos en nueve países de sus mercados principales

España aportó casi el 46% de la ganancia previa a impuestos en 2020

Inditex impuestos Pulsar sobre el gráfico para verlo completo

Inditex consiguió salvar el ejercicio 2020, el más complicado de su historia, con un beneficio de 1.106 millones que muchas empresas querrían para sí en medio de una pandemia. Sin embargo, esas dificultades que planteó el pasado ejercicio no solo se observan en datos como la caída del beneficio (del 70%), de las ventas (del 28% hasta 20.402 millones) o de la superficie comercial, algo que nunca había sucedido. También en el análisis país por país.

Por primera vez, al menos desde que reporta estos datos, Inditex registró pérdidas antes de impuestos en nueve mercados. Así lo refleja la memoria no financiera que la compañía depositó ayer en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, en la que desglosa la aportación que los principales países de cada mercado, así como el conjunto de estos, aportó al beneficioconsolidado previo al pago de tributos (BAI).

Este fue de 1.401 millones de euros, un 70% inferior al del año anterior, una caída en línea con la del resultado neto. Los nueve países que registraron resultados negativos en esta variable fueron Italia, Estados Unidos, México, Brasil, Canadá, Hungría, Bélgica, Australia y Portugal.

Los dos primeros con una pérdida antes de impuestos de 48 millones, que baja a 43 al caso de México y a 30 a Brasil. Especialmente relevantes son los casos de Italia y México. El italiano es el quinto mercado más importante para Inditex en número de tienda, con 357 al cierre del ejercicio 2020, mientras que el mexicano es el tercero, con 415. EE UU es el decimosexto con 99, mientras que Brasil está fuera del top 20 con 60.

Si el análisis se realiza por geografías, la memoria no financiera de Inditex muestra que en América la pérdida en este concepto alcanzó los 129 millones, cuando en 2019 ganó 359.
De las cuatro geografías en que divide su negocio, esta fue la única que cerró en negativo, mientras que las otras tres sufrieron caídas importantes. En Asia y Resto el resultado antes de impuestos fue de 60 millones, un 91% menos; en Europa de 388 millones, un 77% inferior, y en España de 640 millones, un 35,4% por debajo de los niveles del anterior ejercicio.

España eleva su peso

Como es habitual, Inditex genera la mayor parte de sus beneficios en casa. Esos 640 millones de BAI suponen el 45,7% del total, un aumento de casi siete puntos porcentuales respecto al año anterior, y están por encima de la suma del resto de mercados.

La explicación está en el efecto sede. El BAI no refleja necesariamente la rentabilidad de las operaciones en cada país, sino que estos están condicionados por la normativa internacional de precios de transferencia. Esta atribuye a cada mercado una contribución asociada al desempeño de las funciones de diseño, aprovisionamiento, logística y distribución. Por eso un país como Suiza, que no es importante en número de tiendas pero donde el grupo tiene radicadas sociedades de cartera sea el segundo con mejor BAI con 145 millones.

Por otra parte, Inditex abonó un total de 467 millones de euros en concepto de impuesto sobre sociedades el ejercicio pasado, un 58,4% menos por los menores beneficios registrados.
De nuevo el país donde más recaudó por este concepto fue España, con 103 millones o el 22% del total, y que supone una caída del 72% frente a 2019. El segundo en este concepto fue Países Bajos, con 82 millones, otro país donde Inditex tiene radicadas una serie de sociedades de cartera.

Además, el informe no financiero refleja una contribución tributaria total de 4.689 millones de euros, de los que 1.916 millones correspondieron a impuestos propios, como sociedades o cotizaciones a la Seguridad Social; y 2.773 millones a impuestos recaudados.

El desenlace del Brexit plantea “nuevas necesidades de negocio”

Proceso. En sus cuentas del ejercicio 2020 Inditex introduce un nuevo matiz respecto a las consideraciones que venía realizando en años anteriores respecto al Brexit. La compañía recuerda como ha evolucionado todo el proceso hasta que el 1 de febrero el Reino Unido dejó de ser miembro de la Unión Europea, y también refleja el acuerdo al que llegaron ambas partes a finales del año pasado para regular sus relaciones comerciales.

Respecto a esto, Inditex dice que el Reino Unido ha pasado a convertirse en un “país tercero”, pese a que dicho pacto “va más allá de las condiciones de un acuerdo de libre comercio al uso”. Esto implica, prosigue la compañía, que sea “inevitable que surjan obstáculos en el comercio de bienes y servicios (...) que van a afectar a todas las partes interesadas”. Por ello, y pese a que se ha esquivado un escenario de Brexit sin acuerdo, Inditex dice que las “circunstancias actuales incorporan nuevas necesidades operativas y de negocio”, conocidas en “muchos de los mercados donde la sociedad opera pero nuevas en el mercado británico”.

Por ello, ha “tomado las medidas necesarias para mitigar el impacto del Brexit sobre sus procesos operativos, en especial en relación con la cadena de suministro, la distribución y las cuestiones laborales”, y ha “rediseñado algunos flujos de suministro, transporte y distribución” entre UE y suelo británico.

Normas
Entra en El País para participar