Infraestructuras

ACS gana la ampliación del tren ligero de Toronto, valorada en más de 2.600 millones

La española, en consorcio con Aecon y Ghella, negocia los términos económicos de la nueva Eglinton Crosstown West

El presidente de ACS, Florentino Pérez.
El presidente de ACS, Florentino Pérez.

El grupo ACS, a través de su constructora Dragados Canadá, se ha llevado uno de los dos grandes contratos ferroviarios en juego desde el pasado mes de agosto en Ontario (Canadá). Su consorcio ha sido seleccionado por Infrastructure Ontario (IO) y Metrolinx, según anunciaron ambos organismos el viernes, para negociar el presupuesto de la ampliación del metro ligero Eglinton Crosstown West, en la ciudad canadiense de Toronto. La inversión podría superar los 4.000 millones de dólares canadienses (2.665 millones de euros).

La española forma equipo con la local Aecon y con la italiana Ghella. Este consorcio, bautizado como West End Connectors, cuenta con la española Typsa entre distintas ingenierías para las labores de diseño. ACS Infrastructure Canada, Aecon Concessions, Scotiabank Capital, Ghella Investments & Partnerships forman parte de la escuadra que levantará la financiación necesaria.

ACS 23,52 0,26%

Los rivales en la recta final han sido FCC, formando alianza con Astaldi y Salini, y el consorcio canadiense integrado por EllisDon y Barnard.

La ampliación de este ferrocarril urbano pasa por un nuevo trazado de 9,2 kilómetros de longitud, seis de ellos bajo superficie, con el que se busca crear la futura línea 5 y conectar la ciudad con el aeropuerto de Pearson. Las obras precisarán el uso de una tuneladora.

ACS y Aecon cuentan desde 2015 con la concesión de la línea Eglinton Crosstown, donde lideró los trabajos de diseño, financiación y construcción.

Normas
Entra en El País para participar