El ferrocarril de cercanías se moderniza para hacer kilómetros a toda máquina

Alstom y Stadler se disputan un contrato de 2.726 millones

Es el mayor plan de renovación de flota de Renfe

Renfe Cercanías Civia
El Civia, el último modelo que se lanzó en el año 2000 para operar en el corto radio. Renfe

La suerte está echada y será a finales de mes cuando la francesa Alstom o la suiza Stadler se adjudiquen el concurso para renovar la flota de cercanías, el patito feo de la industria ferroviaria, a pesar de que acapara el 90% del tráfico de pasajeros. El contrato es la niña bonita de un proyecto más amplio que también afecta a los trenes de media distancia y alta velocidad (AVE).

Un contrato de 2.726 millones de euros para el suministro de 211 trenes de cercanías de gran capacidad (2.270 millones), sus piezas de parque y el mantenimiento durante 15 años. Es el más importante de los promovidos por Renfe para renovación de flota y llega tras 14 años sin encargos para este radio.

En junio de 2020, en plena pandemia, CAF ganó la primera parte de las adjudicaciones por valor de 258 millones para proveer 31 trenes de ancho métrico –antigua Feve– (cercanías y regionales), con servicio en Asturias, Cantabria, País Vasco, Galicia, Castilla y León y Murcia y, de ellos, 26 eléctricos y cinco híbridos (tracción diésel y eléctrica), además de otros seis trenes alpinos que prestarán servicios en la línea C-9 de Madrid, que conecta Cercedilla con el puerto de Cotos, en Guadarrama. Serán capaces de alcanzar pendientes máximas de 77 milésimas. CAF se hará cargo también del mantenimiento durante 15 años.

El plan de renovación, que incluye además a los trenes de media distancia –con la compra de material rodante– y alta velocidad –con la adquisición de locomotoras–, se puso en marcha el año pasado y “supondrá la renovación, aproximadamente, del 50% de los trenes dedicados al servicio público”, señalan desde Renfe.

Renfe Cercanías Feve
Tren de la división Feve, que presta servicio de Cercanías y Regionales en varias comunidades autónomas.

El operador público destaca “el esfuerzo inversor, el mayor en décadas, con licitaciones lanzadas en 2019 que superan los 3.500 millones y que generarán unos 52.000 nuevos empleos”. Un plan global con pedidos en torno a los 5.100 millones y que señala a los ferrocarriles como uno de los motores de la recuperación económica.

Uno de los objetivos de estas licitaciones, precisa Renfe, “es reducir la edad media del parque ferroviario, especialmente en Cercanías y Regionales, que cuentan con trenes que, en algunos casos, superan los 30 años de antigüedad”, rozando el límite operativo de esas unidades de 40 años.

Precisamente, el envejecimiento de vagones y vías –más de 21 años– y la falta de inversiones, apenas 740 millones ejecutados en la última década, según datos de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), ha estado en el foco de atención sobre la necesidad imperativa de mejorar y atender las necesidades de la red de cercanías.

El organismo fiscalizador advierte sobre “el exceso de inversión en la alta velocidad, mínimamente ocupada y con una rentabilidad nula o mínima y el déficit en los recursos destinados a Cercanías”.

“España es el país con una mayor red AVE tras China y es también el que tiene menor uso intensivo de la misma”, subraya Airef. Cercanías es la red más utilizada con 9 de cada 10 viajes anuales en tren, acaparando Madrid y Barcelona el 86% de todos los viajeros.

En el haber de los cercanías destaca “su gran fiabilidad y unas frecuencias y tiempos de viaje más que competitivos, teniendo en cuenta un condicionamiento tan fuerte como el de tener que compartir infraestructuras con otro tipo de servicios, pero las inversiones son imprescindibles para solucionar problemas endémicos”, enfatiza Rafael Cortés Navarro, gerente de Avanza Mobility ADO y profesor de Ingeniería de la Universidad Europea.

Las líneas de corta distancia acaparan el 90% del tráfico de pasajeros

“Una de las claves es un óptimo mantenimiento de la infraestructura y supestructura que garantice la fiabilidad de un servicio básico para la población. Es menos lucido que la inauguración de un nuevo servicio, una nueva estación o una nueva línea, pero esa labor silenciosa garantiza que todos los días pase el tren que nos lleva a nuestro destino sin incidencias”, añade.

Cortés es optimista y favorable a la posibilidad de que parte de los fondos europeos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia se usen para financiar proyectos aprobados: “El tren debe tener un peso importante en el reparto”.

A comienzos de mes, el secretario general de Infraestructuras, Sergio Vázquez Torrón, reconoció que el Gobierno planea destinar a la infraestructura y el transporte ferroviario un mínimo de 5.700 millones de los fondos, casi un 10% de las transferencias previstas entre 2021 y 2023.

De hecho, Adif trabaja en un listado de proyectos que el Ministerio de Transportes presentaría para acceder a los fondos del programa Next Generation EU.

Las restricciones a la movilidad y la crisis económica provocaron que los trenes españoles perdieran 245 millones de pasajeros en 2020, un 48% menos que en 2019, cuando 510.453 personas tomaron alguno de los ferrocarriles de Renfe, según datos del Ministerio de Transportes, que sitúa la cifra provisional de 2020 en 265.271 viajeros.

Los cercanías registraron la menor caída, con un 46%, que dejó el número de pasajeros en 238.635 en 2020 frente a los 442.682 que tomaron un tren de corto radio un año antes.

El futuro del suburbano

Gran capacidad. Los nuevos vagones tendrán 900 plazas, en los de 100 metros (los de 200 metros tendrán el doble de asientos), un 20% más que la flota actual de Civia, los más modernos.

Adaptables. Tanto los de 100 metros como los de 200 serán trenes que podrán crecer de longitud, lo que permitirá adaptar su servicio a la demanda en cada época o destino.

Accesibles. Máxima accesibilidad y confort a bordo, pasos para personas con movilidad reducida desde seis puertas a nivel, áreas para bicis, carritos infantiles y maxiequipajes.

Conectados. Los vagones tendrán wifi de cortesía para los viajeros. Serán trenes inteligentes configurables para una movilidad urbana más integrada y serán sostenibles.

Normas
Entra en El País para participar