Timbre Ring Doorbell.
Timbre Ring Doorbell.

Alexa llega a los timbres Ring para recibir mensajes y dar la bienvenida

El asistente de Amazon podrá responder por nosotros.

Los timbres inteligentes han sido, como prácticamente todos los objetos conectados que tenemos en casa, objeto en los últimos meses de pequeños roces con nuestra privacidad. Datos que van a servidores del fabricante, trabajadores que tienen acceso a ellos y conflictos evidentes con cómo tratan nuestra información diariamente. Eso sí, nadie puede dudar de su utilidad.

Ring es, además, la marca de Amazon de estos timbres que son capaces de activarse y ofrecer imágenes en directo de la puerta de nuestra casa allá donde estemos, y contestar a quien esté en la puerta para dar sensación de que estamos en casa. Pero hasta ahora, a pesar de todas esas ventajas, le faltaba la que es, seguramente, la más importante: actuar de manera autónoma con su propia inteligencia.

Alexa llega a los timbres de Amazon

Y dicho y hecho. Para dar esa capaz smart a estos timbres nada como acudir a Alexa, que está comenzando a llegar a buena parte de los timbres Ring de los norteamericanos. Gracias a esa nueva skill que van a aprender, nuestros Doorbell serán capaces de responder ellos solitos cuando alguien toque el timbre de casa sin necesidad de que nosotros intervengamos. Como si fuera un contestador automático. De momento, este servicio llegará a EE.UU. y estará vinculado a los planes de pago de la compañía.

Entre las atribuciones de Alexa estará la posibilidad de recibir mensajes de quienes llamen para luego reproducirlos cuando lleguemos a casa: un amigo que nos quiere dejar un baile, una vecina que necesita algo o simplemente, un vendedor que quiere convencernos de las virtudes de un nuevo servicio o producto. Alexa analizará la imagen y llegará a la conclusión de qué es lo que mejor se ajusta en esa situación para dirigirse a la persona.

A tanto llega esa sofisticación, que Alexa será capaz de identificar si quien llega es un repartidor que trae un paquete. En ese caso, la manera de comunicarse con él será preguntándole por el destinatario de ese envío y si es necesaria firma para, más tarde, advertirle de dónde puede dejar los paquetes de forma segura. Todas esas contestaciones estarán predefinidas por el asistente aunque, como en los viejos contestadores automáticos telefónicos, podremos grabar un mensaje que el timbre podrá reproducir dependiendo de cada circunstancia. Además, si Alexa detecta movimientos y los percibe como una amenaza, no dudará en disuadir al invasor recordándole que todo lo que hace se está grabando. 

Normas
Entra en El País para participar