Crisis del Covid

Las ventas minoristas caen un 6,8% en 2020, la mayor bajada en ocho años, pese al repunte en la alimentación

Es la mayor caída de ventas al por menor desde 2012

Mandarinas en un supermercado Caprabo.
Mandarinas en un supermercado Caprabo. CAPRABO

La pandemia y los confinamientos han golpeado especilamente el consumo. Las ventas minoristas cayeron un 6,8% el año pasado, afectado por las restricciones a la movilidad y otras medidas para frenar el Covid. Es el peor dato desde 2012 y además rompe con seis años consecutivos de subidas, según los datos del INE.

El dato, corregido de efectos estacionales y de calendario, implica una caída de un 7,1%.

Incluso en el último mes del año se notaron las restricciones que empezaron a aplicar algunas comunidades para frenar el virus. Entre diciembre y noviembre, el descenso del comercio al por menor fue del 1%.

El INE explica que durante los meses en los que se suspendió la apertura al público de los locales y establecimientos minoristas no esenciales se produjo una disminución importante de las ventas de todos ellos, a excepción de los productos alimenticios, que mostraron incluso un incremento de ventas en el mes de marzo. Equipo personal fue el que tuvo un mayor descenso en esos meses. En el conjunto de 2020, equipo personal registra una caída del 27,6% y Estaciones de Servicio baja un 18,8%. Son los productos que más disminuyen. Por su parte, Equipo del Hogar baja un 2,4%y es el que registra un menor descenso. Por su parte, Alimentación es el único que incrementa sus ventas, con una tasa del 0,3% respecto a 2019.

Con la desescalada y la llegada de la nueva normalidad se observó una recuperación generalizada, si bien esta recuperación no fue igual para todos los productos. Así, mientras Equipo Personal y Estaciones de Servicio tuvieron un nivel de ventas inferior al del año anterior, Equipo del Hogar incrementó sus ventas por encima del nivel alcanzado en 2019 durante el segundo semestre.

El pequeño comerci ha sido el más perjudicado por la pandemia. Pequeñas cadenas (−17,3%) fue el modo de distribución que más disminuyó sus ventas respecto a 2019, mientras que Grandes cadenas (2,8%) fue el único que las aumentó.

Por regiones,  todas las comunidades disminuyeron sus ventas el año pasado. Canarias (−15%) y Baleares (−14,6%) registraron las mayores bajadas. Por su parte, Galicia (−2,5%) y Castilla-La Mancha (−3,2%) presentaron las tasas menos negativas.

Normas
Entra en El País para participar