Exceltur exige un rescate de 5.316 millones al turismo para evitar “miles de quiebras”

Reclama ayudas a fondo perdido y disponibles a partir de julio. Pide prioridad para vacunar a los trabajadores del sector

José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur
José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur

El pesimismo se extiende como una mancha de aceite entre la industria turística. Cualquiera de los hitos acontecidos desde el pasado mes de marzo han servido para elevar los malos presagios y deteriorar las ya de por sí malas perspectivas. El 52% de los 2.000 empresarios consultados hace dos semanas por el lobby Exceltur, que reune a 29 de las mayores empresas de España, cree que no recuperará los niveles de facturación previos a la crisis del coronavirus al menos hasta 2023 y que aún queda una larga travesía del desierto de dos o tres años en la que el coronavirus, la falta de conectividad aérea y las restricciones a la movilidad seguirán siendo protagonistas. De hecho, tan solo un 16,2% prevé volver a niveles de ingresos precrisis este año, mientras que el restante 31,6% pone como fecha el año 2022.

Diez meses sin ingresos

Un plazo que muchas empresas no van a poder aguantar sin oxígeno financiero. Por ello, el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, alertó de la situación critica de miles de empresas, en especial de pymes, si el Ejecutivo no activa un rescate urgente para insuflar liquidez a empresas descapitalizadas, que llevan diez meses sin ingresos y que en algunos casos va a tener que hacer frente a la devolución de los créditos concedidos en el inicio de la crisis sanitaria. En su opinión, la única solución “para evitar miles de quiebras” es que el Gobierno active de inmediato un rescate de 5.316 millones de euros en ayudas directas en el segundo semestre de 2021. “Las ayudas deben centrarse en las pymes y deben ser a fondo perdido. No valen más créditos o endeudamiento ante la creciente situación de insolvencia que hoy les afecta”, recalcó.

Por sectores, el más beneficiado sería el del alojamiento, con 2.008 millones de euros, seguido por la restauración, con 1.498 millones. Zoreda aclaró que esta partida solo estaría disponible para el conjunto de bares y restaurantes que son considerados turísticos, en torno al 30% del total. En tercer lugar aparecerían las compañías de ocio turístico, con 1.020 millones, y finalmente un colectivo que agruparía a agencias de viajes, empresas de alquiler de coches y transporte discrecional, con 790 millones.

Solicita ERTE permanentes y compatibles con despidos selectivos

Zoreda aprovechó la presentación del plan para volver a cargar contra la pasividad del Gobierno y su inacción para rescatar al turismo frente a las ingentes ayudas desplegadas desde otros países como Reino Unido, Alemania o Francia, en los que el peso del turismo sobre el PIB es sensiblemente inferior al de España. “Las ayudas presentadas hasta ahora son tiritas para una hemorragia”, recordó en una entrevista con Cinco Días hace una semana.

293.000 empleos menos

Ese plan de rescate debería verse acompañado por otras dos medidas prioritarias para generar confianza y evitar una destrucción masiva de empleo. En primer lugar citó la aceleración del proceso de vacunación, “incorporando aseguradoras y sanidad privada para alcanzar la inmunidad de rebaño antes del verano”. En este punto reclamó a Sanidad que priorice la vacunación de los trabajadores del turismo por el importante mensaje de confianza que se trasladaría a los potenciales viajeros extranjeros.

Critica al Gobierno por falta de apoyo frente al cierre de filas de Reino Unido o Alemania

Zoreda también exigió la prórroga de los ERTE al menos hasta final de año, que pasen de ser temporales a estables y que se flexiblice la obligación de mantener los puestos de trabajo durante los seis meses posteriores a la finalización del ERTE. Antes de la firma de la última prórroga hasta el 31 de mayo, muchos empresarios ya aseguraron que no iban a poder aguantar mucho más tiempo con sus plantillas hibernadas y pidieron al Ejecutivo la posibilidad de compatibilizar ERTE y despidos selectivos. Algo a lo que por ahora se ha negado el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

El impacto del coronavirus en el empleo también fue brutal en 2020, con 728.000 empleos afectados por la crisis, de los que 293.000 fueron destruidos y 435.000 estan en ERTE (el 58% del total en España).

Normas
Entra en El País para participar