BCE

Lagarde asegura que la previsión de crecimiento es creíble pese a las restricciones

Afirma que el bitcóin es un activo especulativo que necesita regulación

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, en un evento en París el 11 de enero
La presidenta del BCE, Christine Lagarde, en un evento en París el 11 de enero Reuters

La presidenta del BCE Christine Lagarde ha aportado una dosis de optimismo hoy al señalar que sus previsiones económicas para la zona euro son “claramente verosímiles” a pesar de las restricciones con que ha comenzado el año a causa de la pandemia del coronavirus y que amenazan con una nueva contracción del crecimiento.

Lagarde ha destacado que han quedado despejadas algunas de las fuertes incertidumbres que aún pesaban en la recta final de 2020, como el desenlace del Brexit, las elecciones estadounidenses o el inicio de las vacunaciones contra el coronavirus. Y ha defendido que sus predicciones macroeconómicas, lanzadas el pasado 10 de diciembre, sigue siendo compatibles con el final de las restricciones en el primer trimestre del año."Se ha comenzado el año de una manera más positiva de lo que algunos quieren ver", ha asegurado Lagarde.

El BCE anunció en diciembre que prevé  una contracción del 2,2% del PIB en la zona euro en el último trimestre de 2020, a causa de la segunda ola, y un crecimiento en el conjunto de 2021 del 3,9%, frente al 5% que auguraba en septiembre. Surge la duda sin embargo sobre cuál podrá ser el impacto final en el crecimiento de lo que ya es la tercera ola del virus, con la novedad de la nueva variante británica que el BCE no contempló en sus previsiones. De hecho, numerosas firmas de análisis ya han rebajado su previsión de crecimiento para la zona euro este año en estos días. Es el caso de Bank of America, que la ha recortado del 3,9% al 2,9% a causa de unas medidas de confinamiento más restrictivas y prolongadas.

Lagarde avanzó en diciembre que no esperaba un grado de inmunidad en la zona euro como para volver a la normalidad hasta al menos finales de este año y que el PIB de la región no volverá a los niveles previos a la pandemia hasta mediados de 2022. 

La presidenta del BCE también ha hablado sobre criptodivisas en la jornada organizada por Reuters en la que ha participado hoy. Ha afirmado que el bitcóin es un activo especulativo, que necesita regulación, y que a menudo es empleado como vía de lavado de dinero en negocios fraudulentos. Ha avanzado además que no podrá esperarse un euro digital hasta al menos dentro de cinco años, mostrando su confianza en que sea una realidad a futuro.

El objetivo de inflación y la vivienda

El BCE proseguirá este año la tarea, aplazada por la pandemia, de la revisión de su estrategia, que tendrá en el foco la definición del objetivo de inflación. El actual, vigente desde 2003, es que se aproxime al 2%, aunque por debajo, una meta que los multimillonarios estímulos monetarios no han logrado aún. La Fed ya anunció este verano, en la revisión de su estrategia, que será más permisiva con una inflación por encima del 2% durante cierto período de tiempo, sin que ello suponga un endurecimiento inmediato de la política monetaria. 

Sobre ese objetivo de inflación, Lagarde ha señalado su deseo de que se debe alcanzar un grado de claridad y predecibilidad, aunque ha advertido de que, a pesar de los bajos niveles de precios registrados en la zona euro en los últimos años, "no se debe descartar la inflación". Y ha vuelto a llamar a la reflexión sobre la necesidad de reflejar en mayor medida el coste de la vivienda en los índices de IPC. “Creo que no será un cambio del día a la noche, pero reflejar los costes de la vivienda de manera más completa ira en el sentido de medir mejor los precios y ayudar mejor a los europeos sobre las expectativas de inflación", ha apuntado.

La actual cesta de precios con la que se construye el IPC incluye el alquiler de la vivienda, pero no el coste de su adquisición. Una reformulación de las tasas de inflación que incluya el coste de compra de una casa sería en todo caso competencia de las autoridades nacionales de estadística, según ha recordado el BCE en otras ocasiones. 

 

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar