Las agencias de viaje alertan de que desaparecerán 3.000 puntos de venta en 2021

CEAV exige al Ejecutivo ayudas directas y que obligue a aerolíneas, hoteles y cruceristas a devolver los 320 millones que les adeudan

Rafael Gallego, vicepresidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV)
Rafael Gallego, vicepresidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV)

La tormenta perfecta ha estallado en el turismo y ha dejado al borde del precipio a las agencias de viaje. Rafael Gallego, vicepresidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), recalca que los nueve meses que han transcurrido desde que surgió la crisis del coronavirus han tenido un efecto devastador entre los 7.000 puntos de venta y los 70.000 trabajadores (un 25% de ellos autónomos). "La gran mayoría lleva nueve meses cerradas y las que han abierto apenas facturan un 10% de lo previsto para ese período", recalca en una entrevista con Cinco Días.

Ese golpe se ha podido amortiguar gracias a los ERTE de fuerza mayor prorrogados por el Ejecutivo hasta el 31 de enero de 2021, que han permitido evitar despidos masivos. Pese a ello asegura que un 40% de las agencias (en torno a 3.000) echaran el cierre definitivo en 2021 y que al menos otro 40% de los trabajadores (28.000 empleados) pasará al desempleo ante las dificultades para garantizar una recuperación sostenida de la actividad turística. "Es una realidad desesperante. No hay cambio de escenario y no hay visibilidad para saber cuando volverá el turismo extranjero. El sector vive en parte del turismo nacional, pero también del extranjero. El 40% del turista foráneo llegó a España en 2019 a través de una agencia de viajes, a lo que hay que sumar que también organizamos el 100% de los viajes corporativos". Ambos segmentos están ahora paralizados por las cuarentenas, las restricciones a la movilidad y la fuerte expansión del virús en los grandes mercados emisores (Reino Unido, Alemania o Francia). A ello se le une un cambio de hábitos en el consumidor. "Hay una gran cantidad de gente que está viajando a última hora, lo que impide hacer una programación y organizar grandes grupos. Además están rebajando el gasto y pasan menos día de estancia en sus vacaciones".

En ese contexto, el vicepresidente de CEAV reclama un rescate urgente al Ejecutivo y se muestra esperanzado con respecto a la posibilidad de que se aprueben nuevas medidas de apoyo, incluso en el Consejo de Ministros que se celebra hoy 15 de diciembre. "Parece que los ERTE de fuerza mayor se van a prolongar hasta junio y que se están estudiando medidas como préstamos y avales a tipo cero para agencias. El pago de las cotizaciones sociales por cada trabajador en ERTE suponen un coste mensual de 300 euros", recalca Gallego, que reclama la mediación del Ejecutivo en el conflicto que arrastran con aerolíneas, hoteles y cruceristas por la deuda acumulada desde que apareció el coronavirus.

La Confederación calcula que las agencias acumulan una deuda de 320 millones porque sus proveedores no les han devuelto el dinero de los viajes cancelados como consecuencia del coronavirus. Un montante que las agencias sí devolvieron a sus clientes y que ahora ya han reclamado por burofax a las aerolíneas antes de emprender acciones judiciales. "Nos deben 250 millones de euros, aunque el comportamiento no es igual. Iberia está regularizando pagos, pero Air Europa, que ha recibido una importante cantidad de fondos, y Ryanair no está dispuesto a reconocerlo".

Normas
Entra en El País para participar