Supervisión

Buenaventura llevará la "sensibilidad social" a la CNMV

El candidato para presidir el supervisor obtiene el visto bueno por unanimidad de todos los grupos parlamentarios

Motserrat Martínez Parera, futura vicepresidenta de la CNMV, y Rodrigo Buenaventura, actual director de Mercados del supervisor y futuro presidente, en su comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso el 9 de diciembre.
Motserrat Martínez Parera, futura vicepresidenta de la CNMV, y Rodrigo Buenaventura, actual director de Mercados del supervisor y futuro presidente, en su comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso el 9 de diciembre. EFE

Lo nunca visto. Rodrigo Buenaventura, que compareció este miércoles 9 de diciembre ante la Comisión de Economía del Congreso, recibió el apoyo unánime de todos los partidos políticos para ser el futuro presidente de la CNMV. También superó el examen, y con nota, la futura vicepresidenta, Montserrat Martínez Parera, con la luz verde de más del 60% de los diputados. En su discurso, el actual director de Mercados del supervisor, se comprometió a llevar la “sensibilidad social” al organismo y reclamó más autonomía para la gestión de la plantilla en su mandato.

Buenaventura recibió la aprobación del 100% de los 36 diputados presentes, mientras que Martínez Parera, procedente de la oficina de presidencia de CaixaBank, logró el 61,1% de los votos (22). El 13,9% se pronunció en su contra (cinco de Vox) y el 25% (nueve del PP) se abstuvo. Ambos agradecieron la labor de sus predecesores, Sebastián Albella, y Ana Martínez-Pina, respectivamente.

El exdirectivo del coordinador de las comisiones europeas de valores, ESMA, donde trabajó entre 2011 y 2017 como director de Mercados, el mismo cargo que ocupa ahora en la CNMV, y para que el que fue fichado por Sebastián Albella hace tres años, esbozó este miércoles su proyecto para el supervisor durante su mandato. Este es por cuatro años ampliables en otros cuatro. Buenaventura será ratificado como jefe de la CNMV previsiblemente en el próximo Consejo de Ministros. Buenaventura anticipó que quiere una CNMV abierta y transparente, en general y ante el Congreso en particular: “Les adelanto mi disposición a incrementar mi presencia en esta Comisión, de manera específica o a hacer dos o más al año”. También quiere explicar la utilización de los comentarios a las propuestas regulatorias y realizar reuniones con los interesados.

Otro de los objetivos es lograr más autonomía de personal. Un mantra que se ha reiterado desde la presidencia de la CNMV en tiempos de Elvira Rodríguez. “Necesitamos recursos humanos, debemos reponer las bajar con rapidez y desarrollar carreras en la institución”, sentenció. Ahora, la CNMV ni siquiera puede cubrir las bajas hasta la convocatoria de empleo público. Un tema en el ojo del huracán desde hace ocho años aún sin solucionar.

La plantilla de la CNMV ascendía a cierre de 2019 a 441 personas, frente a las 446 de 2018. El número de trabajadores medio del Banco de España fue el año pasado de 3.172 personas. El futuro presidente destacó que su intención es que la CNMV desarrolle su función de supervisión con independencia frente a empresas y políticos.

Otra misión es potenciar el papel internacional de la institucional para “influir en la Unión Europea y mejorar”. “Estamos entre los mejores supervisores, no debemos tener miedo a compararnos”, afirmó. La digitalización es el cuarto punto: adaptarse interna y externamente. “Tenemos que adaptarnos a la transformación digital de los productos, así como usar tecnología de análisis de datos para estar en el pelotón de cabeza de las comisiones europeas de valores”, explicó.

El desarrollo del mercado, con fórmulas que permitan a las empresas captar capital en este contexto, es otro de los objetivos del sucesor de Sebastián Albella. Eso sí, siempre se primará la protección del inversor, centrándose en la comercializacion de productos.

El mandato de 1988

El sexto punto es incorporar “la sensibilidad social”: “La CNMV no puede guiarse por un mandato de 1988”. Así, aseguró que debe profundizar en la igualdad de género, promoviéndola interna y externamente y tener como una clave de bóveda el cambio climático.

El séptimo punto será “navegar la crisis económica, que generará consecuencias puntuales, agudizando la supervisión para focalizar los recursos donde más se van a necesitar” en conjunción con la AMCESFI, la Autoridad Macroprudencial Consejo de Estabilidad Financiera.

“Cierta revitalización de las salidas a Bolsa”

Futuros estrenos. Rodrigo Buenaventura, a preguntas de los diputados, señaló que comienza a ver una “cierta revitalización de las salidas a Bolsa”, para apuntar con el dedo a las energías renovables. Soltec, fabricante de seguidores solares, realizó el primer debut en la Bolsa española en dos años el pasado 28 de octubre. También está en proceso Repsol, que quiere realizar un spin off de sus división de renovables. Y la plataforma de distribución de fondos Allfunds, con una tasación de 4.000 a 5.000 millones, prepara su estreno en 2021.

Modelo de supervisión. La reforma del modelo de supervisión financiera para que se base en un vigilante de conducta, la CNMV, y en otro de solvencia, el Banco de España, será “a medio plazo y sin urgencia”, según Buenaventura. Así lo publicó CincoDías el 7 de diciembre.

Normas
Entra en El País para participar