El Gobierno ata los Presupuestos a costa de enfrentarse a las regiones al acordar restarles autonomía fiscal

ERC ratifica su aval tras el compromiso de armonización tributaria

Sánchez y Ayuso se enfrentan por una medida que elevará tributos en Madrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El Gobierno logró atar definitivamente ayer los apoyos políticos necesarios para aprobar su proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021 con una cómoda mayoría en la votación de la próxima semana, lo que también despeja el camino de la coalición para agotar la legislatura pese a su minoría parlamentaria. La noticia decisiva fue aval de la ejecutiva de ERC al preacuerdo sellado con el Ejecutivo el día anterior, si bien el compromiso que incluye de impulsar una armonización fiscal entre las comunidades autónomas abrió un duro enfrentamiento entre el Gobierno y regiones como Madrid.

La presidenta de esta comunidad, Isabel Díaz Ayuso, advirtió, en Antena 3, de que será “la peor pesadilla de quien sea si empiezan a tocarle los bolsillos al contribuyente madrileño para pagarle la fiesta y la corruptela al independentismo”. Sus palabras recibieron poco después el respaldo de Génova. “Vamos a dar la batalla con esto y vamos a seguir garantizando que las comunidades del Partido Popular sigan bajando impuestos”, avanzó a EP el PP nacional.

“Si hablan con dirigentes del PP les dirán que hay que resolver el problema de armonización fiscal”, replicó a su vez el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ya durante la campaña electoral prometió fijar unas mismas reglas de juego en la tributación territorial para acabar con el “dumping fiscal” o la competencia desleal que, sostiene, se produce en regiones que pueden permitirse rebajar los impuestos cedidos a cero, captando contribuyentes de otras regiones con menos margen. ERC tacha directamente a Madrid de “paraíso fiscal”.

“Esa armonización fiscal también se tiene que producir en determinados impuestos en nuestro país, si queremos garantizar algo en lo que estoy convencido que puede estar de acuerdo todo el mundo, hasta incluso la señora Ayuso, y es la igualdad de oportunidades de todos los ciudadanos, vivan donde vivan”, declaró Sánchez en la rueda de prensa que ha ofrecido junto al presidente del Consejo de Ministros de Italia, Giuseppe Conte, durante la XIX Cumbre hispano-italiana.

Dicha armonización fiscal iba a ser planteada este otoño al Consejo de Política Fiscal y Financiera dentro de una reforma integral de la financiación autonómica, pero el Covid había dejado el proyecto en el aire. ERC había intentado introducir un tipo fijo estatal de Patrimonio con una enmienda al Presupuesto, pero fuentes oficiales confirman que esta decaerá, y que el cumplimiento del acuerdo se hará creando un comité de expertos que valoren qué medidas concretas acometer.

A falta de ver el cisma que abre regiones y Gobierno su plan de retarles autonomía fiscal, el Ejecutivo sumaba ayer 180 votos a favor del Presupuesto, frente a los 176 necesarios, al sumar a sus 155 diputados los 13 de ERC, los 6 de PNV, los 5 de Bildu y el de Compromís.

Las otras concesiones a cambio de votos

Esquerra. El acuerdo alcanzado entre el Gobierno y ERC, a cambio del apoyo de la formación independentista catalana a las cuentas del Ejecutivo para 2021, incluye una serie de concesiones más allá de la promesa de un plan de armonización fiscal entre territorios. La formación destaca entre ellas la retirada del control financiero del Estado sobre la Generalitat, en particular en torno a su gasto social, que el portavoz de Esquerra, Gabriel Rufián, confía en que Hacienda tenga listo para después de las elecciones regionales de 2021. El pacto también lega a Cataluña la gestión del Ingreso Mínimo Vital, algo que el PNV ya consiguió para País Vasco y Navarra. Además, Esquerra ha anunciado que el Presupuesto supondrá la obtención de 2.300 millones en la región entre transferencias e inversiones (100 irán al Ave catalán). Finalmente, ERC logra también la ampliación de la moratoria en el pago de cotizaciones de autónomos hasta marzo, algunas inversiones adicionales en Cataluña.

PNV. En el caso del acuerdo alcanzado con el PNV, la principal contrapartida ofrecida por el Gobierno a cambio de sus votos es la supresión del alza tributaria sobre el diésel prevista para 2021 y que debía recaudar 500 millones de euros. En paralelo, el Gobierno ha acordado incorporar a las cuentas nuevas inversiones en el País Vasco o acometer la enajenación de los cuarteles de Loyola.

Otros. El Gobierno también aceptó ayer algunas enmiendas de Bildu y Compromís, que le darán su apoyo, o Teruel Existe, que aún lo analiza.

Normas
Entra en El País para participar