Google Maps y las mañanas con mucha niebla.
Google Maps y las mañanas con mucha niebla.

Así puede ayudarte Google Maps a conducir en mañanas de niebla cerrada

Puede convertirse en una herramienta utilísima.

Lo divertido de la tecnología es que en muchas ocasiones hay funciones que no están diseñadas para un cometido concreto pero pueden utilizarse sin problemas. Y la gran ventaja de que Google Maps esté instalada en la práctica totalidad de teléfonos móviles es que nos puede reportar información que es clave, no solo para realizar trayectos con el coche de forma más rápida, sino para hacerlo con la más absoluta seguridad.

Y las mañanas de niebla (o las tardes y noches) son un peligro para la circulación, sobre todo en aquellos casos en los que prácticamente no se ve nada a unos pocos metros y es imposible adivinar si tenemos a alguien delante. Ese tráfico, que muchas veces se acaba deteniendo por completo de forma repentina unos metros más adelante puede prevenirse echando un simple vistazo a Google Maps, y sin necesidad de configurar un trayecto previo.

No entres en el navegador, solo el mapa

Esta función que os traemos aquí es seguro que ya la conocéis aunque no tanto aplicada al tráfico que podemos encontrarnos mientras conducimos con niebla cerrada. Para tener la información de cuál es la velocidad que los coches que circulan con nosotros llevan, y que puede prevenirnos de un parón repentino, solo tenemos que activar la capa de tráfico fuera del propio navegador, tocando en el botón que tenéis en la parte derecha, justo debajo del acceso directo que nos permite realizar una búsqueda de gasolineras.

Activar la capa de tráfico en Google Maps.
Activar la capa de tráfico en Google Maps.

De esta manera, Google Maps nos cargará una versión del mapa en la que se ven líneas de color verde, amarillo, naranja y rojo que indican que pueden haber, o no, retenciones por esa carretera en la que estamos. Si en algún momento ese color verde que nos aparece va tiñéndose de rojizo, entonces toca tomar precauciones y andar muy atentos a parones sorpresivos que suelen provocar choques en cadena.

Ni qué decir tiene que la primera medida de seguridad que debemos tomar es la de encender las luces antiniebla y mantener en todo momento una velocidad muy inferior a la máxima permitida por la vía pero, al menos como alerta de potenciales peligros, Google Maps os va a servir de chivato más que eficaz con el que preparar una situación de riesgo. Tanto por los vehículos que tenemos delante como por aquellos que vienen detrás y que no sabemos lo atentos que estarán a lo que ocurre en carretera.

Normas
Entra en El País para participar