X
Privacidad y Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación conforme a nuestra

Tecnología »

Smart Protection capta 10 millones para frenar las falsificaciones online en pleno tirón del 'ecommerce'

La ronda ha sido liderada por Knight Capital y Swanlaab Venture. Es la primera inversión de Telefónica Tech Ventures

Javier Perea, CEO y cofundador de Smart Protection.

Smart Protection, la startup española dedicada a la protección de las marcas contra las falsificaciones en internet y a combatir la piratería, ha cerrado una ronda de financiación de 10 millones de euros. La operación ha sido liderada por la firma holandesa Knight Capital junto a la hispano-israelí Swanlaab Venture Factory y el CDTI.

Nauta Capital, la gestora de fondos JME Ventures (impulsada por la familia Entrecanales), Bankinter, Big Sur Ventures y Telefónica, que ya eran accionistas de la compañía, también han participado en esta ronda. En el caso de la teleco, es la primera inversión que realiza a través de su nuevo vehículo de inversión Telefónica Tech Ventures, especializado en startups de ciberseguridad.

La startup de ciberseguridad cuenta con una plataforma tecnológica que detecta y elimina automáticamente falsificaciones y usos no autorizados de las marcas en internet. Javier Perea, CEO y cofundador de Smart Protection, explica que con los fondos captados planean acelerar su expansión internacional (quieren abrir en 2021 una oficina en EE UU), invertir más en innovación para mejorar su plataforma tecnológica y ampliar su plantilla, pasando de los 120 empleados que tienen actualmente  a 150 para junio de 2021.

“El objetivo es multiplicar por dos el equipo de ingeniería para mejorar la eficiencia de nuestra plataforma con los últimos avances en inteligencia artificial y machine learning y proteger tanto a las marcas del daño reputacional y la pérdida de ventas que provocan las falsificaciones en internet, como al usuario, cada vez más expuesto a este tipo de estafa”.

Perea señala que la pandemia por el Covid-19 está impulsando el comercio electrónico y está haciendo que muchas marcas potencien su presencia en internet, “pero ello también está provocando que crezca ese tipo de prácticas delictivas”. Según los datos que maneja Smart Protection, se estima que para 2022 la piratería y las falsificaciones superen los 991.000 millones de euros.“La piratería y las falsificaciones online son un problema de escala global”, dice Diederik Ingen Housz, Managing Partner de Knight Capital, que apunta que la startup española “es una de las pocas compañías en el mundo con la tecnología capaz de abordar esta situación”.

Smart Protection suma con esta nueva ronda 20 millones de financiación, lo que la sitúa entre las cinco startups de ciberseguridad que más dinero ha recaudado en España. Perea asegura que la empresa, fundada en 2015, está viviendo un rápido crecimiento, aunque no desvela cuánto factura. “Actualmente, tenemos clientes en más de 25 países y obtenemos ya el 76% de nuestras ventas fuera de España (el 50% de estas en EE UU y Canadá)”.

El directivo señala que en 2018 multiplicaron por 2,5 los ingresos de 2017 y este año prevén duplicar los de de 2019. “Aun estamos en ebitda negativo, porque estamos invirtiendo mucho en crecimiento, pero esperamos alcanzar el break even en 2022, cuando esperamos tener ya un tamaño de empresa global, que es nuestra ambición”. Entre sus clientes están Warner Bros, NBCUniversal, Sony Pictures, Movistar+, en protección de contenidos, y Victoria, Pikolinos, McAfee, Allan Walker y Aldo, en protección de marcas.

Perea asegura que donde más están creciendo es precisamente en las marcas. Muchas veces en su monitorización de internet son los precios, el vendedor, las fotos de los productos o los comentarios que se hacen sobre ellos los que les permiten identificar las falsificaciones. Si el caso es claro, lo eliminan directamente, y si es dudoso, piden a su cliente que lo verifique. El CEO de Smart Protection defiende que los servicios que ofrece "beneficia a la innovación, porque las falsificaciones y la piratería impiden que la innovación recupere la inversión".

Tras la ronda de financiación, los tres socios fundadores de la compañía mantienen en torno al 50% del capital. Nauta se mantiene como primer inversor individual, y le siguen por peso Knight Capital y Swanlaab Venture Factory. Desde Telefónica aseguran que ayudarán a escalar y a impulsar el negocio de la startup a través de su red de clientes en todo el mundo.