Banca

La fusión de BBVA y Sabadell costará 6.000 empleos y el cierre de unas 1.250 oficinas

La fusión generará un beneficio contable o badwill de unos 8.000 millones de euros, y las sinergias se elevarán a 800 millones

La Ciudad BBVA, sede corporativa del Grupo Banco Bilbao Vizcaya Argentaria en España, donde se levanta, La Vela una torre circular de 19 plantas, en Madrid (España)
La Ciudad BBVA, sede corporativa del Grupo Banco Bilbao Vizcaya Argentaria en España, donde se levanta, La Vela una torre circular de 19 plantas, en Madrid (España) Europa Press

La previsible fusión de BBVA y Banco Sabadell sigue su curso y en breve habrá noticias sobre el resultado de sus due diligences, según se desprende de las escuetas palabras de Jaime Guardiola, consejero delegado de Sabadell. El ejecutivo reconoció que pese “a que estamos en el inicio de las conversaciones y no hay decisiones tomadas, estamos en due diligence y digamos que en las próximas semanas sabremos un poco cuál es el resultado”.

De momento, Deloitte, contratado por BBVA, y PwC, fichado por Saba­dell, están realizando las due diligences que darán como resultado el canje o importe de la operación que se articularía, según varias fuentes, como una compra por la que BBVA absorbería a Sabadell, mientras que los asesores externos, JP Morgan, contratado por el banco presidido por Carlos Torres, en tanto que Sabadell ha contratado a Goldman Sachs, realizan también sus análisis.

Aunque no han finalizado los estudios, como es lógico, ya hay algún avance preliminar sobre lo que pueden ser las sinergias de la operación y el badwill o fondo de comercio negativo, que pueden apuntarse BBVA y Sabadell con su fusión.

Las sinergias (ahorro de costes) ascenderían a unos 800 millones de euros en 2023. Esta cifra es muy similar a la que espera alcanzar CaixaBank con su fusión con Bankia, que es de 770 millones en 2023.

Una parte importante del ahorro de costes provendrá del cierre de oficinas y el recorte de la plantilla. Aunque todavía no se han realizado los números finos, ya hay una aproximación del número de empleados que podrán salir del nuevo banco tras la absorción de Sabadell por BBVA. Serían unos 6.000 empleados, según cálculos de varias fuentes conocedoras de este proceso de integración.
La gran parte de estas salidas se llevarían a cabo por prejubilaciones, y otras por bajas incentivadas, como ha ocurrido hasta ahora en gran parte de las entidades financieras que han emprendido estos procesos de fusión.

Servicios centrales y la red de oficinas de Cataluña y Madrid serán donde se concentren más los ajustes que llevarán a cabo ambos bancos, ya que son las zonas en las que ambos bancos cuentan con más oficinas. Hay que recordar que BBVA adquirió en 2012 la red de la antigua caja de ahorros Unnim y dos años después la de Cata­lunya Banc.

De momento, Sabadell y los sindicatos decidieron ayer suspender hasta principios de la semana que viene las negociaciones sobre el recorte de 1.800 empleados previsto por el banco en España tras confirmarse las conversaciones de fusión.

CC OO, el primer sindicato en Banco Sabadell y de BBVA, también planteó a ambas entidades que si finalmente se lleva a cabo la fusión, que se articule un acuerdo que proteja las condiciones laborales y el empleo de las plantillas, que suman con datos de septiembre 46.365 personas. De ellas, 29.475 corresponden a la plantilla de BBVA, y 16.890 a la de Banco Sabadell.

El cierre de oficinas que podría suponer esta operación se eleva a unas 1.250 sucursales como mínimo. Entre ambas entidades ahora suman 4.240, de las que 2.521 corresponden a BBVA y 1.719 a Sabadell.

Para costear estos ajustes el nuevo banco contaría, como ha ocurrido en la próxima fusión de CaixaBank y Bankia, y previsiblemente en la de Unicaja y Liberbank, con el fondo de comercio negativo o más conocido en la jerga financiera como bad­will, que se generaría tras la unión.

Este bad­will, que es un beneficio solo contable, ascendería en el caso de BBVA y Sabadell a unos 8.000 millones de euros, según señala el último informe del banco de inversión Goldman Sachs, firma contratada por Sabadell, y realizado hace dos semana. Esta partida no entra en caja ni aporta capital, pero sí tiene un efecto positivo en patrimonio, con lo que se permite su utilización para compensar efectos negativos como es cubrir el plan de ajuste de empleados.

Este fondo de comercio negativo es muy similar al generado en la operación de fusión de Bankia y CaixaBank, que se eleva a 7.878 millones.

Prima del 25% al 30%

BBVA cerró ayer con una caída de su cotización del 4,4%, mientras que Sabadell volvió a subir en Bolsa, en este caso en un 6,75%. Según un informe de JPMorgan (asesor en la operación de fusión de BBVA) el canje de acciones de la operación supondría pagar una prima de hasta un 30% a Banco Sabadell.

Normas
Entra en El País para participar