BBVA y Sabadell deberán decantarse por un socio en seguros: Allianz o Zurich

El regulador exige que cada banco tenga un solo aliado asegurador

BBVA y Sabadell deberán decantarse por un socio en seguros: Allianz o Zurich

El seguro es la primera derivada de las fusiones bancarias. Si se materializa la compra de Banco Sabadell por parte de BBVA, una de las cuestiones más espinosas será definir quién es el socio asegurador de referencia. BBVA tiene un acuerdo muy reciente con la alemana Allianz (junto con otros parciales con Sanitas), mientras que Sabadell está ligado a la firma suiza Zurich.  Para romper alguna de estas alianzas, los bancos tendrán que pagar.

El pacto entre BBVA y Allianz se cerró en abril. La compañía con sede en Fráncfort había perdido a su socio de referencia en España, Banco Popular, precisamente por su absorción con Banco Santander. Con la indemnización que obtuvo por la ruptura de ese acuerdo pudo invertir en la nueva alianza con BBVA. La entidad pagó 277 millones de euros por ser su proveedor de seguros generales (coches, hogar, comercios...). Fuera del perímetro quedaron los seguros de salud, debido al acuerdo previo mantenido con Sanitas, y los seguros de vida y planes de pensiones, que gestiona su propia aseguradora, BBVA Seguros.

Por su parte, Banco Sabadell cuenta con un acuerdo más amplio y más antiguo con Zurich. En 2014 pagó 107 millones de euros para que las compañías de la joint venture que tenían al 50%  (BanSabadell Vida, BanSabadell Seguros Generales y BanSabadell Pensiones) se mantuvieran como proveedoras exclusivas de los seguros de vida, seguros generales y planes de pensiones para toda la red de oficinas de Banco Sabadell en España.

Sabadell había integrado durante la crisis varios negocios (Caja Mediterráneo-CAM, Banco Gallego, Lloyd's Bank...) que tenían alianzas aseguradoras previas. Con el acuerdo de 2014, volvió a unificar su oferta aseguradora, con un único proveedor. Igualmente, BBVA tuvo que deshacer pactos previos tras absorber las cajas de ahorros del proyecto Unnim y de Catalunya Caixa.

"Lo más normal es que sea Allianz quien se lleve el gato al agua, porque el volumen de negocio que genera las oficinas de BBVA es sustancialmente mayor que el de las de Sabadell. Además, la aseguradora alemana depende más del pacto con BBVA para mantener su negocio en España, que Zurich, que tiene más presencia por otros canales", explica un banquero de inversión que ha participado en la renegociación de varias alianzas aseguradoras.

Una situación pareja se está produciendo con el proyecto de fusión de CaixaBank y Bankia. La primera tiene integrado el negocio asegurador, a través de VidaCaixa, y es parte del ADN del grupo, generando junto con el negocio de gestión de activos, un tercio del beneficio atribuido. En cambio, Bankia mantiene un acuerdo histórico con Mapfre (heredado de Caja Madrid, una de las fundadoras del banco). El que será el presidente del nuevo grupo, José Ignacio Goirigolzarri, ya ha explicado que tendrán que romper la alianza con Mapfre y el presidente de esta última, Antonio Huertas, ha recordado que hay unos protocolos específicos para fijar el importe de la indemnización.

El colapso del sistema español de caja de ahorros, que obligó a España a pedir un rescate a los socios europeos, desencadenó entre 2008 y 2012 un rápido proceso de concentración, que llevó a aparejada la redificición de las alianzas aseguradoras. De las 45 cajas de ahorros que había en 2007, tan solo quedan cinco. Aseguradoras como Caser, que dependía mucho de las alianzas con cajas y que, además, tenía como accionistas a cajas de ahorros, ha acabado siendo vendida al grupo suizo Helvetia.  La firma británica Aviva, que también tenía varias alianzas con cajas, ingresó cientos de millones por la ruptura de alianzas y acabó abandonado el mercado español.

La Dirección General de Seguros y Fondos y Pensiones (DGSFP) siempre ha incentivado que cada entidad financiera contara con un único proveedor de seguros. O, al menos, uno por cada ramo. Lo que quería evitar a toda cosa es que en unas oficinas de determinada región se vendiera y cierto seguro de vida, y en las oficinas del mismo banco pero en otra provincia, se vendieran pólizas de vida de otras marcas.

En el caso de la compra de Sabadell por parte de BBVA, los expertos creen que el escenario más probable es que se indemnice a Zúrich, y que el nuevo grupo mantenga a Allianz para seguros generales, a Sanitas para los de salud y utilice su fábrica propia, BBVA Seguros, para los productos de vida y ahorro.

Normas
Entra en El País para participar