Google Fotos.
Google Fotos.

Así puedes ayudar a Google Fotos a mejorar su algoritmo de búsqueda

La plataforma quiere que le eches una mano a su IA.

Fue en el año 2006 cuando un profesor y periodista de la Universidad del Nordeste, EE.UU., acuñó el término crowdsourcing para referirse al proceso de "colaboración distribuida o externalización abierta de tareas" que consiste en "externalizar tareas que, tradicionalmente, realizaban empleados o contratistas, dejándolas a cargo de un grupo numeroso de personas o de una comunidad, a través de una convocatoria abierta".

Eso es, precisamente, a lo que han recurrido los de Mountain View con uno de sus últimos cambios en Google Fotos, que busca mejorar la inteligencia artificial con la que su algoritmo es capaz de reconocer fotografías y, posteriormente, ofrecernos recomendaciones cuando hacemos una búsqueda dentro de todo lo que subimos de imágenes y vídeos a su nube. Así que, ¿quieres trabajar gratis para Google?

De momento solo en Android

Ni cortos ni perezosos, los norteamericanos han incluido un control dentro de la aplicación de Android en la que, si queremos, podremos echar una mano a la hora de entrenar un poquito mejor a su algoritmo y que así sea capaz de conocernos mejor para conseguir eso que siempre nos recuerdan de "ofrecer la mejor experiencia de usuario".

Google Fotos recurre al crowdsourcing.
Google Fotos recurre al crowdsourcing.

Para conseguirlo, si queréis formar parte de este crowdsourcing, solo tenéis que ir a la aplicación de Google Fotos, pulsar en la parte inferior, sobre el icono de la búsqueda y a continuación desplazaros abajo del todo hasta que veáis un módulo en el que puede leerse "Ayúdanos a mejorar Google Fotos; Dedica un momento a revisar tus fotos ahora".

Básicamente, lo que va a hacer la aplicación es realizarnos una serie de preguntas encaminadas a conocernos mejor, "qué es importante para ti". Como el algoritmo debe tener algunas lagunas cuando se trata de conocernos en profundidad, ese botón le ayudará a aliviar la carga de trabajo escuchando lo que tenemos que decirle para que las recomendaciones que nos haga sean mucho más efectivas a partir de ese momento.

No seremos nosotros los que digamos lo contrario pero, es importante que os penséis si colaborar con este grado de profundidad, dadas las muchas sospechas que ya tienen los de Mountain View a sus espaldas a cuenta de algunos de sus servicios, que no paran de monitorizar nuestra actividad con el objetivo de saber qué nos gusta, cuándo, cómo y, lo más importante, por cuánto. Así que en este punto, tal vez sea un buen momento para decirle a la inteligencia artificial de Google que si tiene mucho trabajo por hacer para mejorar los resultados, que eche horas extra... ¿o no?

Normas
Entra en El País para participar