Recortan pérdidas

Las empresas del Ibex pierden 11.740 millones hasta septiembre por la crisis del Covid

El ebitda cae un 28% en los nueve primeros meses

Bolsa de Madrid
Bolsa de Madrid EFE

La reapertura de las economías no ha sido suficiente para devolver a las empresas el pulso perdido en la primera mitad del año. Aunque las compañías han ido retomando poco a poco su actividad, el daño causado por la crisis del coronavirus y las restricciones puestas en marcha para frenar su expansión siguen pesando sobre sus balances. En los nueve primeros meses las grandes cotizadas que han presentado sus cuentas (aún faltan por hacer públicas sus cifras Almirall, Solaria, Inditex y las socimis Colonial y Merlin Properties) registraron unas pérdidas de 11.730,8 millones frente al beneficio de 27.673,7 millones logrado en el mismo periodo de 2019.

Explican este balance las dotaciones de la banca para hacer frente a posibles deterioros del fondo de comercio de las filiales así como para cubrir posibles impagos, el cierre de establecimientos y fábricas, la paralización de la actividad turística y la caída del precio de las materias primas.

El mejor desempeño registrado entre los meses de julio y septiembre han permitido a las cotizadas reducir sus números rojos, pues en los seis primeros meses el impacto del Gran Confinamiento se tradujeron en unas pérdidas históricas de más de 15.000 millones. El resultado bruto de explotación (ebitda) no escapa al impacto del Gran Confinamiento y arroja una caída del 28,4%, hasta los 36.731,12,3 millones mientras la facturación se contrajo un 19,3%, hasta los 294.416 millones.

La banca reduce números rojos

Bancos y empresas vinculadas al turismo, dos de los sectores más golpeados por la crisis, concentran las pérdidas más abultadas. A ellas se unen compañías como Repsol y ArcelorMittal, empresas dependientes del precio de las materias primas, unos activos que han visto reducida su valor ante la caída de la demanda.

Las entidades financieras que integran el Ibex 35 han logrado moderar el impacto de la crisis y rebajar las pérdidas desde los más de 11.000 millones registrados a cierre de junio, a los citados 7.000 millones a cierre de septiembre. Aunque no todas las entidades obtuvieron pérdidas (Bankinter, CaixaBank y Bankia lograron modestos beneficios), los ajustes contables por el cambio de valor de las filiales de Santander en Reino Unido, EE UU y Polonia, el ajuste del fondo de comercio de BBVA en EE UU a cierre del primer trimestre y las provisiones extraordinarias para cubrir posibles impagos futuros en los créditos, explican este comportamiento.

El conjunto de las firmas turísticas (Aena, IAG, Meliá y Amadeus) arrojan unos quebrantos de 6.501 millones, la mayor parte de ellos (5.567 millones) corresponden a IAG. La caída de su capacidad operativa, el descenso del transporte de pasajeros y los costes por la baja contable de coberturas de combustible y el efecto del tipo de cambio, el deterioro de la flota y a los gastos de reestructuración son los principales responsables.

En el lado de las empresas vinculadas a las materias primas las pérdidas más abultadas corrieron a cargo de Repsol. La petrolera arrojó unos números rojos de 2.578 millones. A los bajos precios del crudo se suman los saneamientos acometidos por la compañía, un proceso que, aunque ha continuado en el tercer trimestre, ha sido a un ritmo menor que el registrado en el segundo trimestre.

Compañías que elevan pérdidas

Entre las compañías que amplían pérdidas en los nueve primeros meses del año se encuentran Cellnex, que las sube un 600%, hasta los 84 millones, por el efecto contable de las amortizaciones derivadas del crecimiento, y Ferrovial, que las aumenta un 378%, hasta los 498 millones por la crisis de Heathrow y el cambio contable de la concesionaria Autema y el deterioro del activo tras sentencia del Tribunal Supremo.

De las empresas que hasta la fecha han desfilado por la pasarela de resultados, pocas son las que han logrado mejorar su resultado. Firmas de corte defensivo como las eléctricas (Iberdrola, Endesa y Enagás), las farmacéuticas (Grifols y Pharma Mar) o las empresas de consumo básico como Viscofan engrosan la lista. Dentro del primer grupo Endesa ha sido la que más ha subido su beneficio. En los nueve primeros meses la compañía ganó un 38,4% recuperar la provisión que tenía reservada para los beneficios sociales del nuevo convenio colectivo marco.

La gran ganadora del año es Pharma Mar, una recién llegada al Ibex 35. La compañía ha logrado dejar atrás las pérdidas registradas en los nueve primeros meses de 2019 y hasta septiembre gana 131 millones, un resultado que responde al acuerdo para la comercialización de Zepelza, marca comercial del fármaco de Pharmamar lurbinectedina.

De entre las empresas no financieras que más ingresos logran, Telefónica vuelve a recuperar el trono perdido en los últimos años. Aunque sus ingresos bajaron un 10,7% (32.167 millones), logra situarse por encima de Iberdrola (24.248 millones) y Repsol (24.500 millones). Un escalón por debajo de la teleco se situaría Santander, con unos ingresos de 31.534 millones. Solo por encima de estas se sitúa ArcelorMittal (empresa extranjera) que a cierre del tercer trimestre facturó 33.114,48 millones.

Normas
Entra en El País para participar