La autoridad fiscal rebaja en un tercio la recaudación que Hacienda espera del alza tributaria para 2021

Estiima que parte de los ingresos se retrasarán a 2022 y que el próximo ejercicio las alzas fiscales y nuevos impuestos arrojarán 2.000 millones menos de los esperados

La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero.
La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero.

Las premisas económicas en las que descansa la previsión de ingresos y gastos del plan presupuestario del Gobierno para 2021 solo se cumplirían en el escenario más benigno posible de evolución de la pandemia del Covid-19, uno que prácticamente habría quedado ya superado por la crudeza de la segunda ola, advirtió ayer la presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), Cristina Herrero al evaluar las cuentas ante el Congreso de los Diputados.

Así, aunque la previsión de caída del PIB del Ejecutivo para 2020, del 11,2%, se sitúa en medio de la horquilla de estimaciones de la Airef, el alza inercial de del 7,2% para 2021 que espera el Gobierno está ya en la parte alta del arco de la autoridad, que va del 3,8% al 7,3% y ve como más probable un 5,5%.

En cuanto a la pretensión del Ejecutivo de elevar el crecimiento en 2,7 puntos más, al 9,8%, con el Plan de Recuperación, Herrero alertó de eso requeriría un manejo impecable de las ayudas europeas y de las inversiones a las que vayan.

Al limitar la recuperación, Airef resta 9.067 millones de euros a los ingresos previstos en el plan y rebaja en un tercio el potencial de recaudación de su reforma tributaria, que arrojaría 4.002 millones, 2.083 menos que los 6.085 que Hacienda aspira a ingresar en 2021.

La autoridad fiscal asume por un lado que parte de la recaudación se desplazará a 2022, debido al calendario de liquidación, y de otro que el menor empuje de la reactivación económica limitará el aumento de la recaudación.

Así, prevé rebaja en 426 millones los 968 esperados para la Tasa Google (estimando que solo aportará 542); reduce en 257 millones los 850 millones de ingresos asociados a la de la Tasa Tobin (hasta los 593); espera 678 millones menos de los 1.802 que se esperan del paquete de fiscalidad medioambiental, que incluye la subida del diésel y los tributos al plástico y los residuos, limitando su efecto a 1.124 millones.

Además, prevé que el alza del IRPF a rentas altas deje 25 millones menos de los 617 esperados (arrojando 592); que las subidas de IVA a bebidas azucaradas y el mayor gravamen sobre los seguros aporte 135 millones menos (660 frente a los 795 estimados), prescinde de los 225 millones asociados a otras medidas y rebaja de 828 a 491 millones (337 menos) la efectividad de la nueva ley antifraude.

La Airef prevé además que las medidas contra el Covid cuesten 15.457 millones más de lo previsto y, aunque rebaja ligeramente gasto total necesario frente al que cita el plan, asume que el déficit solo caerá del 11,6% al 8% en 2021, frente a la rebaja del 11,3% al 7,7% que espera el Ejecutivo.

Normas
Entra en El País para participar