Covid-19

El Gobierno pide seis meses de estado de alarma y suprime la obligatoriedad del toque de queda

La prórroga se debatirá el jueves en el Congreso

El ministro de Sanidad, Salvador Illa.
El ministro de Sanidad, Salvador Illa.

El Gobierno ha acordado en el Consejo de Ministros de este martes solicitar una prórroga de seis meses para el estado de alarma, es decir, hasta el 9 de mayo, tal y como anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el pasado domingo. Durante este periodo, serán las comunidades autónomas las que apliquen las medidas que consideren en función de la situación de la pandemia en cada zona, ha explicado la la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. "Lo que pretende el Gobierno es dar un amparo constitucional a las comunidades autónomas", ha subrayado.

Asimismo, la portavoz ha confirmado que en el nuevo decreto de prórroga, la limitación a la movilidad nocturna deja de ser obligatoria en todo el territorio y que las comunidades autónomas podrán decidir a partir del 9 de noviembre -cuando finalizan los primeros 15 días de vigencia- si mantienen o desactivan el conocido como toque de queda, tal y como explicaron fuentes gubernamentales el domingo.

"El hecho diferencial es que se suprime la vigencia actual para todo el país de la denominada limitación o restricción de movilidad entre las 23.00 y las 6.00 horas", ha explicado Montero.

El debate sobre dicha prórroga tendrá lugar el próximo jueves, día 29, en el pleno del Congreso, han informado fuentes parlamentarias. La decisión la ha adoptado la Junta de Portavoces, reunida este martes, a propuesta de la presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, quien ha recibido la pertinente comunicación del Ejecutivo.

A las 9.00 horas comenzará a debatirse ese punto del nuevo orden del día, en el que un integrante del Gobierno, esta vez el ministro de Sanidad, Salvador Illa, intervendrá en el hemiciclo para explicar las razones que han conducido a la declaración de un nuevo estado de alarma. Tras él hablarán los grupos en orden de mayor a menor número de escaños, y cerrará la ronda el principal grupo que forma el Gobierno, el PSOE.

La votación se dividirá en dos partes: la de las resoluciones que presenten los grupos, y la autorización del estado de alarma. La votación presencial de las resoluciones se llevará a cabo en cuanto acabe el debate, y la de la autorización del estado de alarma al terminar el pleno. Por su parte, el plazo de las votaciones telemáticas se abrirá antes.

A pesar de las peticiones del PP y de otros partidos de la oposición para que se acorte el periodo de vigencia del estado de alarma, el Gobierno se ha mantenido firme en su propuesta inicial de extenderlo hasta mayo. Por ejemplo, el partido de Pablo Casado pedía que se limitara a dos meses, pero el Ejecutivo rechazó sus "condiciones".

No obstante, el Gobierno asegura que cuenta con los apoyos para sacar adelante esta prórroga. "si traemos el decreto de alarma es porque creemos que tiene los apoyos necesarios para que pueda ver la luz", ha subrayado Montero.

Normas
Entra en El País para participar