Ifema retrasa la celebración de Fitur para el mes de mayo

De los Mozos pide que la feria turística sea declarada de interés público para que las empresas expositoras puedan apuntarse bonificaciones fiscales

José Vicente de los Mozos durante su primera presentación ante los medios como presidente de Ifema..
José Vicente de los Mozos durante su primera presentación ante los medios como presidente de Ifema.. Cinco Días

El comité organizador de Fitur ha retrasado la celebración de la próxima edición de la feria turística más grande de España y una de las más importantes del mundo para el mes de mayo de 2021, tal y como propuso esta misma tarde el presidente de la institución ferial, José Vicente de los Mozos.

Ifema anunció a mediados de junio pasado que la próxima edición de la Feria Internacional de Turismo, uno de los sectores más golpeados por la pandemia del coronavirus, se celebraría de manera presencial en el recinto madrileño en enero de 2021, para lo cual incluso había ofrecido descuentos especiales a las empresas participantes.

Sin embargo, el recrudecimiento de la pandemia en España, principalmente en Madrid, ha obligado al recinto ferial a replantearse su programación, empezando por el evento más grande de todos cuantos organiza.

"Esta tarde vamos a proponer al comité organizador de Fitur que la feria se organice en mayo", adelantó De los Mozos durante su primera presentación ante los medios como presidente de Ifema desde su nombramiento en el cargo en junio pasado. El comité aceptó la propuesta y comunicó pocas horas después que la cita se celebrará del miércoles 19 al domingo 23 de mayo.

Si bien De los Mozos recalcó que el recinto no cancelará ninguna de las convocatorias previstas para el próximo año, reconoció que esperan que el primer trimestre "esté todo parado" a causa de la pandemia, lo que obligará a que las ferias programadas para ese periodo se celebran en formato online, híbrido o que se retrasen para después de abril como finalmente será el caso de Fitur. 

Igualmente, informó que ha solicitado a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que la feria turística sea declarada de interés público nacional, a fin de que las empresas participantes puedan acogerse a beneficios fiscales.

Eduardo López-Puertas, quien como director general de Ifema llevó esta tarde la propuesta de cambio de fechas al comité organizador, explicó que el operador había hecho un sondeo previo entre las empresas del sector y había llegado a la conclusión de que, por la situación del turismo, era "demasiado pronto" para organizar el evento en enero como es habitual.

Por el contrario, considerando que el próximo verano será fundamental para la recuperación de la industria, habían pensado que tendría "mejor encaje" que la feria se celebrase en mayo. "Ese mes se pondrán en marcha campañas de promoción muy importantes que podrían lanzarse en Fitur", abundó.

Ifema negocia ajustes de costes y rebajas salariales para cerrar el año en 'break even'

De los Mozos afirmó que el operador ferial "está luchando para alcanzar este año el break even", es decir, para que sus costes igualen a sus ingresos, de modo que la empresa no cierre el ejercicio de su 40 aniversario con pérdidas.

López-Puertas detalló al respecto que la institución prevé cerrar este año con una caída del 50% en su facturación, por lo que está negociando "ajustes de costes espectaculares" con sus proveedores.

De los Mozos informó también que la institución negocia con el comité de empresa de Ifema una reducción del 20% de los costes salariales a cambio de que sus más de 400 empleados trabajen cuatro días a la semana en lugar de cinco.

Tras el parón de seis meses provocado por el Covid, Ifema reanudó su actividad ferial en septiembre con la MBFW Madrid, que durante cuatro días combinó desfiles en el pabellón 14.1 de Ifema, que se organizaron bajo rigurosos protocolos y medidas de seguridad, con talleres y conferencias online.

La institución había anunciado en julio un calendario de más de 50 eventos que se concentrarían en los últimos cuatro meses de este año, con el objetivo de contribuir a la reactivación de la economía, pero el recrudecimiento de la pandemia, especialmente en Madrid, obligó a los comités organizadores a retrasar varias de esas convocatorias y a sustituirlas por ediciones especiales online, como ha sido, el caso, por ejemplo, de Fruit Attraction.

Precisamente, De los Mozos destacó que la institución está negociando acuerdos de confidencialidad con dos grandes proveedores tecnológicos para desarrollar una única plataforma que les permita organizar todo tipo de ferias, eventos y congresos virtuales, con especial atención en el mercado francés y latinoamericano.

"Hay empresas que no pueden pagar su asistencia a una feria presencial, pero sí pueden pagar por conectarse", apuntó para resaltar las ventajas de este formato. "Van a pasar tres años para que volvamos a tener en Madrid reuniones de 500.000 personas, pero podemos tener 1.000 o 5.000 y al resto conectados a través de la plataforma", expresó. 

El recinto ferial mantiene conversaciones con dos grandes proveedores tecnológicos

De los Mozos, líder de la patronal de los fabricantes de automoción y principal directivo de Renault en España, fue nombrado presidente del recinto madrileño el 12 de junio pasado en sustitución de Clemente González Soler, con el reto de esquivar las secuelas económicas del Covid para mantener el crecimiento de la institución. Según KPMG, las ferias de Ifema aportaron el año pasado 5.104 millones de euros a la economía de Madrid, lo que representa el 2,2% del PIB de la comunidad, y crearon 39.343 empleos, 23.456 de ellos en hostelería y comercio.

El nuevo recinto ferial que el consorcio ha empezado a construir en el barrio de Valdebebas, con una inversión de 180 millones de euros en cinco años, elevaría esta contribución en 1.200 millones de euros, de acuerdo con las estimaciones de la propia institución.

Sobre la conveniencia de continuar con estas inversiones ahora que la crisis sanitaria obliga a dar prioridad a eventos en formato virtual, De los Mozos dijo que por el momento se está avanzando con el movimiento de tierras y el asfaltado del terreno y que cada tres meses se estudiaría si se replantea el proyecto. "Nuestra expansión va a ir adaptándose a la evolución de la economía", puntualizó.

Durante los cuatro años de gestión de su antecesor, Ifema ha crecido de manera sostenida hasta alcanzar el año pasado una facturación de 187 millones de euros, un 35% más que en 2018, y un beneficio neto de 22,5 millones, el doble que el ejercicio anterior. La feria organizó 898 eventos que congregaron a un total de 33.292 empresas expositoras, el 22% de ellas internacionales, y recibieron 4,3 millones de visitantes, casi 20% más que en 2018.

Ante la posibilidad de que el agravamiento de la segunda ola de coronavirus en Madrid obligue a la institución a ceder nuevamente sus pabellones para la reapertura del hospital de campaña que se instaló en marzo, De los Mozos aseguró que el gesto de acoger esta infraestructura ha reforzado la imagen internacional de Ifema y el sentimiento de orgullo de pertenencia de sus empleados. "El día que llegue la petición oficial de la Comunidad de Madrid tendremos que arrimar el hombro", dijo, si bien aclaró que espera que ese momento no llegue porque "será una mala noticia para los madrileños".

En cuanto a los objetivos que se ha trazado para su gestión, manifestó su deseo de que Madrid pueda contar con un gran evento dedicado a la movilidad sostenible, que como pronto podría celebrarse en 2022, y otro tecnológico, con la salvedad de que a diferencia del Mobile World Congress de Barcelona sea organizado por el mismo operador ferial y no por una institución externa (la Fira acoge el MWC, pero el congreso es desarrollado por la asociación internacional de operadores móviles). 

Ifema es un consorcio formado por la Comunidad, el Ayuntamiento y la Cámara de Comercio de Madrid, cada una de las cuales controla una participación del 31%, y por la Fundación Montemadrid, heredera de la obra social de Caja Madrid, que posee el 7% restante.

Los tres accionistas principales se alternan en la presidencia de la junta rectora que el 17 de mayo pasado pasó del Ayuntamiento a la Comunidad de Madrid.

Al igual que sus predecesores, De los Mozos no cobra honorarios por dirigir Ifema, ya que se trata de un cargo no remunerado.

Normas
Entra en El País para participar