Sánchez en el Foro La Toja: “Si no hay salud, no hay economía”

El presidente ha anunciado que eliminará barreras burocráticas para emplear los 140.000 millones de euros de los fondos de la UE

sanchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez mantiene una conversación con el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante el acto de clausura del II Foro La Toja-Vínculo Atlántico celebrado en la Isla de Toja, Pontevedra, Galicia, (España). Europa Press

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ofrecido "diálogo, unidad y estabilidad" a los partidos frente a aquellos que promueven la "antipolítica" y la división y abordar la negociación de los presupuestos del próximo año "sin líneas rojas" para alcanzar el mayor consenso posible. Lo ha hecho este sábado durante el II Foro La Toja celebrado en la islade A Toxa, en O Grove (Pontevedra) y que fue inaugurado por el rey Felipe VI el pasado jueves.

Durante el foro, el presidente del Ejecutivo también ha anunciado la aprobación de un decreto ley para suprimir las barreras burocráticas para comunidades autónomas y ayuntamientos con el fin de emplear de manera más ágil y eficiente los 140.000 millones de euros de los fondos de la UE para la reconstrucción, de los que la mitad serán ayudas directas. Por ese motivo, Sánchez ha emplazado a los partidos a actuar con "la máxima lealtad" y a sacar adelante las cuentas públicas para favorecer la recuperación económica y la ayuda europea.

"La unión es la mejor vacuna contra el covid", ha sentenciado el presidente. Para ello, ha reiterado su oferta de convocar a todos los partidos para abordar la negociación presupuestaria, también al PP, pese a su negativa a facilitar el acuerdo. "No nos vamos a cansar de repetirlo, aunque se autoexcluyan con otras formaciones", ha señalado en alusión a Vox.

Sánchez ha advertido de que el virus es "un enemigo que tiene muchas caras y una de ellas es la antipolítica" y que el único beneficiario del "marasmo y la desesperanza es la ultraderecha". El llamamiento a la unidad ha tenido lugar en presencia del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y el de Andalucía, Juanma Moreno, ambos del PP, y del de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García Page, quienes han intervenido antes en una mesa redonda.

"El objetivo es que haya una gestión transparente, ágil y eficaz de los fondos y poner en forma a las administraciones públicas para absorber los fondos", ha resumido Sánchez. A su juicio, sería "muy recomendable" que las comunidades autónomas y los ayuntamientos pusieran en marcha medidas similares. Sánchez ha confirmado que la conferencia de presidentes autonómicos para fijar los criterios de reparto de los fondos será el 26 de octubre y contará con la participación de los ayuntamientos y la Federación española de Municipios y Provincias (FEMP).

Como paso previo, el Gobierno detallará el próximo miércoles las líneas maestras de los proyectos que se van a negociar con Bruselas, entre los que ha citado la transición ecológica, la cohesión social y territorial y la igualdad.

La oferta de consenso la ha hecho extensiva a los empresarios, sindicatos y otros actores sociales al considerar que "la unión de todos es la que hace que una sociedad avance" y que es preciso el concurso de "todos los que quieren arrimar y construir el país".

"Sólo pediré lo que ofrezco, que es unidad y estabilidad para que la economía funcione. España tiene que entenderse con España y si España quiere, España puede", ha alentado. El presidente ha garantizado que "está fuera de toda duda" que España vaya a remontar la crisis y ha resaltado que ya empiezan a verse datos esperanzadores, como los del empleo de septiembre. No obstante, ha incidido en que la prioridad es "atajar la pandemia radicalmente" para que la recuperación "pueda desplegarse con toda su potencia". "Si no hay salud, no hay economía", ha advertido el jefe del Ejecutivo.

Comunidades

En el mismo foro, los presidentes de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, han defendido este sábado la España de las autonomías, para la que todavía ven margen de "mejora", frente a los "populismos" y a la "inestabilidad" de la política estatal, que aboca a un "problema de gobernanza".

Así lo han manifestado durante un debate que ha llevado por título El reto de gobernar la pandemia y que ha estado moderado por el presidente de Foment de Treball Nacional, Josep Sánchez Llibre.

En el primer bloque del diálogo, centrado en una eventual reforma del estado de las autonomías, el titular del Gobierno andaluz ha dicho que "en todo hay margen de mejora", ya que "después de 40 años de autonomías se han visto ciertas deficiencias en cooperación y coordinación".

En este sentido, Moreno ha reclamado "un marco competencial claro y estable" y ha aseverado que el Senado o se "reforma" o se "cierra": "¿Por qué? Porque tiene sentido no como una cámara de segunda lectura, sino como una verdadera cámara de representación territorial".

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha ha reivindicado la labor del Senado, pero ha lamentado que "no cumple la función" que le fue encomendada por la Constitución. Además, García-Page ha advertido de que la "falta de cohesión" en el Estado autonómico se traduce en "extremismos y populismos territoriales".

Tras tachar de "contraposición tramposa" la que surge entre los que preguntan si Estado o autonomías, ha dicho que ve "un debate estéril" el que se ha formado en torno al modelo monárquico o republicano.

El tercero en intervenir, el presidente gallego, ha afirmado que en España hay "un problema de gobernanza" más que "de modelo" y ha abordado que "funcionan mejor" las comunidades que el Gobierno central, "sin duda", y que "no hay ningún lío en un Parlamento autonómico como en el Congreso de los Diputados".

Normas
Entra en El País para participar