Distribución

El Corte Inglés logra un flujo de caja positivo de 679 millones después del estado de alarma

Prevé una media mensual para el año de -140 millones; el grupo revierte la tendencia entre junio y agosto, pese a la caída de la facturación

El Corte Inglés logra un flujo de caja positivo de 679 millones después del estado de alarma pulsa en la foto

El Corte Inglés se está empleando a fondo para generar caja y mantener a raya su deuda. Tras el fin del estado de alarma, en su segundo trimestre fiscal, de junio a agosto, generó un flujo de caja operativo (liquidez, a fin de cuentas) de 679 millones de euros, pese a la caída de la facturación del 30% en el periodo. Sin embargo, la compañía anticipa que la media mensual de este indicador será de -140 millones mensuales en el ejercicio (-1.680 millones anuales) en caso de que se produzca un segundo confinamiento.

La reactivación del negocio del gigante español de la distribución cuando comenzaron a levantarse las restricciones fue notable. Las medidas de recortes de gastos puestas en marcha, como las reducciones de la inversión y de los costes de personal gracias a los ERTE, surtieron efecto, según revela un documento de los bancos colocadores de los 600 millones de euros en bonos que la empresa vendió la semana pasada y al que ha tenido acceso CincoDías.

El flujo de caja operativo (que mide la entrada o salida del dinero de la actividad comercial y no está contaminado por parámetros contables) fue positivo tanto en junio (140 millones de euros), pese a que las restricciones no se levantaron en toda España hasta finales de ese mes, como en julio (300 millones) y agosto (239 millones de euros). La empresa destinó toda esa liquidez a amortizar deuda, que se redujo un 17,2% desde el cierre de mayo, hasta los 3.266 millones de euros en términos netos (deuda bruta menos caja). Ahora, cierto, su pasivo neto subirá, puesto que la empresa ha captado en el mercado 600 millones de euros. Aunque una parte de ese importe se mantendrá en caja y otra se destinará a eliminar parte de los créditos que mantiene con entidades financieras.

El comportamiento del beneficio bruto operativo (ebitda) no fue tan positivo como el del flujo de caja, con 53 millones en junio y 10 en julio, si bien en agosto volvió al terreno negativo. Los rebrotes y el abrupto final de la temporada turística en España fueron claves ese mes.

Futuro y digitalización

La compañía, con todo, es muy precavida respecto al ejercicio completo. Los bancos artífices de la venta de los bonos señalan, en la presentación que distribuyeron a los inversores, que la previsión de flujo de caja operativo medio mensual es de -140 millones. En el ejercicio, sumaría una salida de cerca de 1.700 millones. En el primer trimestre, el flujo de caja fue de -1.477 millones de euros, aunque la venta de su filial de servicios informáticos, Iecisa, por la que ingresó unos 292 millones, palió el cómputo total (véase gráfico).

La previsión para el resto del presente ejercicio tendría validez siempre que se produzca un segundo confinamiento. Las medidas tomadas en la Comunidad de Madrid desde el pasado sábado restringen la movilidad, pero no suponen el cierre de comercios no esenciales como en marzo.

En todo caso, la dirección de la empresa que preside Marta Álvarez se prepara para un futuro digital. Explica que han mejorado su oferta en este canal, tanto en la página web como en la aplicación, y que han logrado más de 500.000 nuevos clientes a través de estas herramientas. Destaca también que las ventas online de productos de supermercado se dispararon un 432% durante el periodo de confinamiento, frente al alza media del 185% de sus competidores.

El Corte Inglés es el segundo mayor vendedor a través de internet en España, solo por detrás de Amazon. Su cuota de mercado es del 10% en moda, del 25% en alimentación, del 22% en electrónica, del 6% en deportes y juguetes, y del 32% en artículos para el hogar.

La firma señala que una de sus grandes ventajas en este segmento está en su cercanía al cliente. El 84% de la población cuenta con un centro comercial de El Corte Inglés próximo. Esto es impulso para la fórmula de click and collect, que supone recoger una compra hecha a través de internet.

Los bonos suben un 2% tras su desembarco en el mercado

Primera cotización. Los compradores de los 600 millones de euros en bonos que El Corte Inglés vendió el pasado martes ya ganan dinero. La cotización al cierre del viernes, en su estreno en el mercado, era del 102% del nominal, lo que supone un alza del 2% respecto al precio al que fueron colocados. La emisión fue un éxito absoluto. La firma elevó la cuantía desde los 400 millones euros previstos en un principio y además rebajó el cupón anual hasta el 3,625%, por debajo de la horquilla orientativa, que iba del 3,75% al 4%. Gracias a que S&P otorgó a la deuda grado de inversión (BBB-) compró el BCE. La operación fue coordinada por Bank of America y participaron Santander, BBVA, BNP Paribas, JP Morgan, Goldman Sachs, Unicredit, Commerzbank, Intesa, Crédit Agricole, Société Générale, Sabadell y Bankia. Los bonos cotizan en Dublín.

Normas
Entra en El País para participar