Apple Store de Singapur.
Apple Store de Singapur.

FaceMask y ClearMask, las mascarillas que Apple ha desarrollado, ¿para venderlas?

Los de Tim Cook las quieren destinar solo a sus empleados.

Aunque la pandemia está golpeando de manera generalizada a muchos negocios de todo el mundo, es cierto que en estos tiempos de crisis se abren nuevas oportunidades para explorar otros territorios que están disfrutando con un crecimiento exponencial. Es el caso de las mascarillas, que de ser unas completas desconocidas se han convertido en un elemento de nuestro outfit absolutamente esencial, y no solo por cuestiones sanitarias, sino también estéticas.

Por su importancia, estas mascarillas han dado lugar a todo un ecosistema de empresas que se han zambullido a fabricar sus propios modelos, diseños, colores y formas que nos tientan a comprarlas para ir vestidos de la manera adecuada en cada ocasión. Y Apple es una de esas compañías que ha visto necesario desarrollar sus propias mascarillas, en un principio, para los empleados que tiene en las tiendas y que están de cara al público muchas horas.

Diseñadas por los ingenieros de la casa

El objetivo de los de Cupertino ha sido desarrollar unas mascarillas con un "aspecto único" que llevarán sus empleados en las principales tiendas que tienen repartidas por todo el mundo y cuyo desarrollo ha corrido a cargo por parte de algunos de los ingenieros que trabajan a diario tanto en los proyectos de iPhone como de iPad. Y según quienes las han podido ver estas FaceMask, disponen de una superficie mayor para cubrir las partes de la nariz y la barbilla.

Posible diseño de la FaceMask de Apple.
Posible diseño de la FaceMask de Apple.

En los informes de quienes han tenido acceso a ellas, desvelan que estas FaceMask de Apple son ajustables y respetan los estándares de seguridad impuestos por las autoridades sanitarias para filtrar, tanto el aire que respiramos como el que exhalamos. Es más, las mismas fuentes afirman que se trata de una mascarilla que contará con tres capas de filtros y será posible lavarla un máximo de cinco veces. Y como antes os comentábamos, su uso será exclusivo para empleados de la compañía y no para el público general.

Además de ese modelo estándar, Apple se ha preocupado de desarrollar una variante de la FaceMask llamada ClearMask y que, tal y como su propio nombre indica, será transparente para permitir que las personas sordas puedan leer los labios de quienes les hablan. En este caso, como en el de la mascarilla normal, el objetivo es que los empleados la utilicen en su día a día en las tiendas de los de Cupertino. Estas mascarillas comenzarán a repartirse a lo largo de las dos próximas semanas.

¿Aterrizarán estas FaceMask y ClearMask en las tiendas para el público general? Pues todo dependerá de si Apple ve posibilidades de negocio. De lo que no hay duda es de que, tras leer estas líneas, muchos fans de la manzana andarán ansiosos por tener una de estas. Por cierto, ¿llevarán el logo de la compañía?

Normas
Entra en El País para participar