Nueva Xbox Series S de Microsoft.
Nueva Xbox Series S de Microsoft.

Microsoft presenta oficialmente su nueva Xbox Series S, la 'next-gen' recortada

Será el modelo 'solo digital' y con menos potencia.

Parece mentira, pero estamos a menos de dos meses de la llegada de la nueva generación de consolas y tanto Sony como Microsoft siguen jugando al gato y el ratón con el precio y la fecha de lanzamiento. A día de hoy, nadie puede afirmar con rotundidad qué días de noviembre serán los elegidos para el lanzamiento de PS5 y Xbox Series X o cuánto nos costarán.

Deben haber sido los leaks publicados en los últimos días los que han empujado a los de Redmond a tener que anunciar oficialmente la que será la versión lite, recortada y más pequeña de la Xbox Series X. Se trata de una Xbox Series S que repite el color blanco de la Xbox One S lanzada en agosto de 2016, y que mantiene la misma filosofía de ofrecer una experiencia recortada respecto del modelo más potente y superior, el X.

Más barata y menos potente

Lo cierto es que el anuncio ha sorprendido a todo el mundo porque se ha producido de sopetón, sin previo aviso, y que deja bien a las claras que la nueva generación tendrá dos velocidades: una, la de mayor potencia, será la que corresponda a la Xbox Series X y otra, la más discreta, para esta Xbox Series S. Una consola que sorprende por su tamaño, un 60% del que tendrá la Xbox Series X, y que ubica su rejilla de ventilación en la parte lateral (o superior, según se coloque), amén de dejar atrás el formato físico para admitir solo juegos digitales.

Esa es la clave de las nuevas consolas, que tanto en el caso de Sony como en el de Microsoft ofrecerán alternativas más económicas sin lectores de blu-ray. Eso sí, está por ver que en el caso de los japoneses su máquina también recorte algo su potencia gráfica: Xbox Series S dispondrá del mismo chip que en el caso de la Xbox Series X pero su GPU estará un escalón por debajo. Detalle que es muy importante.

Especificaciones de hardware de Xbox Series S.
Especificaciones de hardware de Xbox Series S.

Sin duda, este movimiento de Microsoft, que situará su consola en el rango de precios de los 300 euros, pone a Sony en la tesitura de responder para evitar una fuga de usuarios hacia el modelo de negocio Game Pass de los norteamericanos, con una consola que desde el primer día ofrecerá más de 100 juegos gratis a través de su tarifa plana, algunos de ellos optimizados para la next-gen y prometiendo una retrocompatibilidad total con la mayoría de lanzamientos de Xbox, Xbox 360 y Xbox One. ¿La fecha de lanzamiento? Algunas fuentes la sitúan para el 10 de noviembre pero tendremos que esperar.

Normas
Entra en El País para participar