Los consejeros de Sanidad y de Educación de Madrid descartan empezar el curso 100% presencial

La Comunidad presenta el martes el protocolo de seguridad de vuelta a las clases y los sindicatos promueven una huelga del profesorado para los primeros días

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.
El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. EFE

La reapertura de los colegios en el centro del huracán de la pandemia del coronavirus en España, despierta valoraciones distintas dentro del gobierno regional de la Comunidad de Madrid. Los datos epidemiológicos empeoran día a día a once días vista de que llegue septiembre y cada vez hay más dudas de que el avance del virus en la región permita reabrir los centros de forma presencial. Así lo han expuesto este jueves el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero (PP), en la Cadena Ser y el de Educación, Enrique Ossorio (PP), en Espejo Público y Telemadrid. Unas declaraciones que ha matizado minutos después el vicepresidente regional, Ignacio Aguado (Cs), al confirmar que no contempla otra opción que la presencialidad total.

Según Escudero, el actual escenario de crecimiento de casos y con el número de contagios que se vienen produciendo no se plantearía "un inicio al 100%" del curso escolar. El consejero ha recordado que la región ha estructurado su protocolo de seguridad en torno a cuatro escenarios que dependen de la evolución del coronavirus. A su juicio, es "fundamental" tomar la decisión con los datos epidemiológicos "muy cercanos al momento, y, sobre todo, las tendencias", y ha destacado la necesidad de que "la tendencia en cuanto a detección de casos no vaya en aumento" para iniciar el curso de forma cien por cien presencial.

"Es importante que no solo valoremos la situación estrictamente particular de cada colegio, de cada aula, de cada grupo de convivencia, sino que estamos dentro de una región, es un virus que no entiende ni de fronteras, ni de regiones y que no entiende de colegios, que lo que hace es contagiar individuos", ha expuesto. "Esa decisión tenemos que medirla muy bien, pero insisto, en un escenario de crecimiento de casos y, sobre todo, con el número de contagios que tenemos, desde luego yo no me plantearía un inicio al 100% presencial", ha apostillado.

Ossorio, por su parte, ha aclarado que "si la situación hubiera sido como el 9 de julio, se hubiera puesto en marcha el plan con total presencialidad". Sin embargo, ha deslizado que "es evidente que la situación de este verano no ha sido positiva". 

Esta posición, sin embargo, no es unánime dentro del Gobierno regional. Aguado, el vicepresidente de la región, la ha contradecido en un acto. "Trabajamos y llevamos trabajando cuatro meses para que la vuelta al cole sea presencial y, de hecho, todo lo que se está haciendo es en esa línea", ha sostenido Aguado. "Yo, a día de hoy, no contemplo otra opción que hacerlo presencial", ha rematado. Aguado ha pedido que se asuman los riesgos de la vuelta al cole para no empeorar las consecuencias económicas.

Huelga de profesores

El Gobierno regional presentará su plan de vuelta al cole el próximo martes después de que los sindicatos CC OO, UGT, CGT y STEM anunciaran movilizaciones del profesorado para los primeros días si no llegan a un acuerdo con Educación. Los sindicatos y las familias denuncian la falta de medidas concretas, la necesidad de más personal y de seguridad para una vuelta al cole eminentemente presencial, ya que "es la presencialidad la única garante de la igualdad entre el alumnado", explica Teresa Jusdado, secretaria de Enseñanza de UGT a Cinco Días. Para garantizarla, los sindicatos piden más medidas.

"Lo que reclamamos es una vuelta segura a las aulas, es una reivindicación higiénico-sanitaria, no política", aclara Jusdado. Los sindicatos demandan bajar la ratio y desdoblar los grupos para poder respetar las distancias de seguridad. "Hay que aumentar la plantilla de profesorado en cualquier escenario desde el inicio de curso, incrementar el personal de limpieza, de administración, de integradores sociales, el personal de los servicios complementarios (comedor o transporte), el personal de enfermería y aumentar los recursos de atención a la diversidad para reducir la brecha digital", añade la sindicalista.

"Todo lo que dicen en la convocatoria es totalmente falso", ha criticado Ossorio. El consejero ha insistido que el plan que se envió a los colegios en julio incluye la contratación de 8.500 profesores más "si la pandemia va mal, para desdoblar las aulas". Además, ha afirmado que la Consejería está comprando decenas de miles de ordenadores para evitar la brecha digital. "Si eso es lo que quieren no tendrían que haber convocado la huelga", ha añadido Ossorio en Telemadrid. El protocolo contempla el refuerzo del personal docente en el escenario dos, aunque marca el de "normalidad" para el inicio del curso, sin nuevos profesores.

En esta misma línea se ha expresado el vicepresidente, que ha declarado que "espera que los sindicatos rectifiquen porque no estamos en el momento de hacer huelgas". Aguado ha indicado que desea que "esperen, al menos, a escuchar el plan que se va a presentar y el detalle fino de la propuesta".

Los sindicatos afirman que para cumplir con los protocolos, haría falta contratar a unos 11.000 docentes para que se ocuparan del desdoble de los grupos. "A fecha de hoy los directores de los centros no han recibido ni un profesor de más en su plantilla, ni un euro de más en su presupuesto, ni un solo recurso digital más para su centro", denuncia Jusdado.

Escenarios previstos

A finales de junio el consejero de Educación presentó cuatro escenarios diferentes en función de la situación sanitaria por el Covid-19, considerando entonces el más probable el de presencialidad con medidas higiénicas y sanitarias de prevención, como el lavado de manos, el uso de gel hidroalcohólico a la entrada, la señalización de entradas y salidas, el incremento de la limpieza de los centros y la organización de las entradas y salidas de forma escalonada.

Asimismo, se planteaban grupos de convivencia estable en Infantil y Primaria, mientras que los estudiantes de ESO, Bachillerato y FP tendrían que llevar mascarillas cuando no se pudiera guardar la distancia de seguridad de 1,5 metros, y se incentivarían los contenidos online desde la ESO.

En caso de un empeoramiento de la situación, los grupos de convivencia estable se reducirían a 20 alumnos o bien en función del criterio de la distancia interpersonal de 1,5 metros, mientras que para los alumnos de Secundaria y Bachillerato, los centros garantizarían la presencialidad entre 1/3 y 1/2 del horario semanal para todos los estudiantes. En este escenario, el consejero habló de 3.500 contrataciones.

El tercer escenario correspondería al confinamiento con clases online y el cuarto al de la normalidad por la desaparición de los riesgos del Covid-19.

Normas
Entra en El País para participar