Alimentación

Profand pagó 87,5 millones a Mercadona por la adquisición de Caladero

La operación se anunció en octubre, pero no se detalló el importe

Profand pagó 87,5 millones a Mercadona por la adquisición de Caladero

Mercadona y la compañía pesquera Profand acordaron la venta de Caladero, productora y distribuidora de pescado envasado que el grupo de supermercados controlaba al 100% desde 2010, por un importe de 87,5 millones de euros. Así consta en las cuentas anuales de la empresa compradora, perteneciente al holding gallego Lucasiñas, que han sido depositadas en el Registro Mercantil.

La operación fue anunciada en octubre del año pasado, pero entonces no se detalló el importe de la misma. Tampoco Mercadona lo indicaba en sus cuentas de 2019. En ellas explicaba que la venta le había supuesto un ingreso de 24 millones de euros “adicional a la aplicación del deterioro acumulado de ejercicios anteriores”. Las cuentas de Inmo Alameda, el holding de Juan Roig que controla Mercadona, se limitaba a indicar que su valor contable en libros era de 34 millones de euros. Si se toma esta cifra, Mercadona vendió Caladero por un 157% más de su valor contable.

Como detallan las cuentas de Profand, que es proveedor de Mercadona, la adquisición se firmó el 13 de noviembre. Por ello, la incorporación de Caladero no ha tenido un gran impacto en el volumen de negocios de Lucasiñas, la matriz del grupo Profand.

En el mes y medio en el que ya estuvo incorporada a su perímetro de consolidación los ingresos fueron de 17,1 millones de euros, de los 204 que Caladero facturó en el conjunto del ejercicio 2019. Al anunciarse la adquisición, Profand explicó que esta impulsaría el crecimiento y el liderazgo de la compañía en su segmento.

En 2019 ya registró un incremento sustancial de su facturación, del 44%, hasta alcanzar los 471 millones de euros, gracias a la tendencia creciente de su actividad y por las adquisiciones realizadas durante el año.

Además de la de Caladero, Lucasiñas adquirió en abril del año pasado la empresa estadounidense Seafreeze, por la que acabó desembolsando entre diversos conceptos un total de 57 millones de euros. Esta aportó casi 30 millones a la cifra de negocios consolidada del grupo. Si Caladero y Seafreeze se hubiesen incorporado a 1 de enero, Lucasiñas habría alcanzado unos ingresos de 670 millones y un beneficio de 18,7 millones. Este último fue de 11,4 millones, un 14% más, que en el año anterior. La plantilla se disparó un 35% hasta 2.267 empleados tras las adquisiciones.

Reduce su dependencia de Mercadona

El crecimiento de Lucasiñas ha ido de la mano de una reducción de dependencia de Mercadona, su principal cliente. En 2019 este representó el 33% de la facturación total, unos 155 millones, por el 45% de 2018, el equivalente a unos 147 millones de euros, por lo que, pese a representar menos sobre el total, las ventas a Mercadona también crecieron.

Normas
Entra en El País para participar