Private Equity

EQT, KKR, Aqualia, Antin y BlackRock llegan a la fase final por Miya, el negocio de agua de Bridgepoint

La comapñía de gestión de agua está valorada en más de 600 millones

EQT, KKR, Aqualia, Antin y BlackRock llegan a la fase final por Miya, el negocio de agua de Bridgepoint

El mercado de fusiones y adquisiciones se va desatascando. Bridgepoint ha abierto la subasta de su negocio de agua en España, Miya Water. Y, tras una primera fase en la que ha constatado el apetito de varios inversores, ha seleccionado a cinco inversores para que remitan ofertas indicativas en una fase final del proceso, según indican fuentes financieras a CincoDías. Se trata de EQT, KKR, Aqualia, Antin y BlackRock.

Bridgepoint ha actuado como el desatacastador del mercado de fusiones y adquisiciones en España tras el covid. Primero resolvió la venta de su negocio de herbicidas, Rovensa, a Partners, que estaba muy avanzado antes del confinamiento. Ahora ha lanzado la venta de Miya Water, una compañía dedicada a la gestión de concesiones de agua. Las valoraciones superan los 600 millones.

El fondo británico –uno de los primeros private equities que se lanzó al mercado español, allá por inicios de los 90– adquirió esta firma hace apenas un año, en 2019. El apetito de otros grandes fondos por este negocio, en un momento donde solo los activos de infraestructuras son considerados por el mercado como lo suficientemente seguros para invertir, hizo que Bridgepoint se plantease lanzar la operación, según indican las fuentes consultadas. Citi es el encargado de coordinar la subasta.

Bridgepoint ha recibido en las últimas semanas ofertas preliminares de multitud de fondos y competidores industriales. Pero ha seleccionado cinco. Son las del fondo sueco EQT (que es dueño de la francesa Saur, dedicada al mismo negocio), los norteamericanos KKR y BlackRock, el francés Antin y Aqualia, una empresa española que se reparten FCC y el fondo IFM. Las previsiones del mercado pasan porque la operación se cierre a la vuelta del verano.

Pese a la gran incertidumbre que azota el mercado por las consecuencias económicas del covid, todas las fuentes consultadas apuntan a que Miya tiene los mimbres para convertirse en una operación exitosa. Por un lado, el negocio de las concesiones de agua –donde Miya es, por ejemplo, líder en Portugal– supone un caudal fijo de ingresos blindado de las tribulaciones económicas y solo variable cuando se renegocien esos contratos.

Por otro lado, destaca la fortaleza de los fondos de infraestructuras. Tras años con los tipos a cero, están pertrechados de una liquidez muy elevada. Y buscan negocios en los que invertir a bajo riesgo, donde empresas como Miya se muestran perfectas.

Tras vender Rovensa y una vez se haya desprendido de Miya, Bridgepoint se quedará con Dorna como único activo, por ahora, en España, Se trata del dueño de los derechos televisivos de competiciones de motociclismo como Moto GP. Tras haber rotado a un nuevo fondo esta empresa en un nuevo fondo el año pasado y haber rechazado ofertas de CVC o KKR y otros fondos, comparte el accionariado con el fondo de pensiones de Canadá, CPPIB.

Normas
Entra en El País para participar