Los líderes de la UE siguen negociando antes de retomar la cumbre a mediodía

Lospuntos de bloqueo seguían siendo el volumen del fondo de recuperación y el equilibrio entre subvenciones y préstamos

Una de las reuniones informales de la cumbre de este fin de semana.
Una de las reuniones informales de la cumbre de este fin de semana.

Los líderes de los países de la Unión Europea (UE) siguen negociando durante las últimas horas el presupuesto comunitario del periodo 2021-2027 y el fondo de recuperación tras la pandemia de coronavirus, para tratar de acercar posiciones y cerrar un acuerdo cuando se reúnan a Veintisiete a partir de las 12:00 horas (10:00 GMT) en el tercer día de la cumbre europea.

De hecho, ya en la mañana de este domingo, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, se reunieron con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

"El presidente del Consejo Europeo empezó una reunión ahora mismo con la canciller Merkel, el presidente Macron y Ursula von der Leyen", escribió en Twitter el portavoz de Michel, Barend Leyts, poco después de las 09:30 horas (07:30 GMT).

La segunda jornada de la cumbre concluyó sin pacto y se decidió continuar con las discusiones este domingo, un día más de lo previsto, escenario que nadie descartaba dado el interés de la mayoría de países por cerrar un acuerdo en julio.

Al término de ese segundo día, los puntos de bloqueo seguían siendo el volumen del fondo de recuperación y el equilibrio entre subvenciones y préstamos, las condiciones para aprobar las ayudas y los descuentos que reciben algunos países en su aportación al presupuesto comunitario.

Las líneas que dividen a los Veintisiete no se han movido sustancialmente y las concesiones propuestas por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, para vencer la oposición de los autodenominados "frugales" -Holanda, Austria, Suecia y Dinamarca, partidarios de condiciones duras- no convencen a estos países, que reclaman más recortes al plan y más control sobre las ayudas.

En cualquier caso, el sábado estuvo marcado por las reuniones en grupos reducidos que Michel mantuvo con diferentes líderes.

Tras reunirse a Veintisiete en una cena que comenzó a las 21:00 horas (19:00 GMT), la segunda jornada de la cumbre se dio por concluida en torno a las 23:00 (21:00 GMT).

Sin embargo, después de la cena las negociaciones continuaron en un encuentro entre Michel, la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente francés, Emmanuel Macron; la primera ministra finlandesa, Sanna Marin; y los líderes de Dinamarca, Suecia, Austria y Holanda, los cuatro países "frugales".

Fuentes diplomáticas indicaron con respecto a esa cita que ni Merkel ni Macron podían aceptar reducir el fondo de recuperación hasta situarlo por debajo de los 400.000 millones de euros.

Para tratar de acercar posiciones, el presidente del Consejo Europeo había propuesto el sábado mantener el tamaño del fondo en 750.000 millones de euros, pero recortar en 50.000 millones las subvenciones, hasta 450.000 millones de euros, y sumarlos a los préstamos, que ascenderían así a 300.000 millones.

Aumentaba, sin embargo, en 15.000 millones, hasta los 325.000 millones, el Instrumento para la Recuperación y la Resiliencia, el núcleo del fondo destinado a financiar reformas e inversiones en los países más afectados, como España e Italia.

En un intento de ganar el apoyo de Holanda, que defiende en solitario poder vetar las reformas o inversiones que quieran hacer los beneficiarios del fondo, Michel planteó introducir el llamado "freno de emergencia".

Esto permitiría que si algún Estado tiene reservas sobre un plan, pueda pedir en un plazo de tres días que se paralice la aprobación hasta que los líderes de la UE o los ministros de Economía y Finanzas (Ecofin) aborden la cuestión y den luz verde.

A su llegada a la reunión de este domingo Merkel consideró que la tercera jornada de la cumbre es "la decisiva", pero reconoció que aún no puede decir "si se encontrará una solución".

"Hay mucha buena voluntad, pero también hay muchas posiciones diferentes. Haré lo que me corresponde en esto. Pero también es posible que no haya un resultado hoy", advirtió.

Por su parte, Macron dijo creer que un "compromiso" en las próximas horas era "todavía posible".

"Pero estos compromisos no se harán a costa de la ambición europea dijo, y recalcó que la crisis que atraviesa la UE por el coronavirus es "inédita" y los países y "la unidad de Europa" necesitan una solución.

Normas
Entra en El País para participar