Google y la privacidad: borrará el historial de los nuevos usuarios a los 18 meses

Google y la privacidad: borrará el historial de los nuevos usuarios a los 18 meses

Los de Mountain View revisan sus condiciones de uso.

Del mismo modo que desde hace unos meses las principales tecnológicas iniciaron una carrera por eso que han dado en llamar como "bienestar digital", ahora todos intentan parecer que eso de la privacidad de los usuarios es la piedra angular e inspiración de todas sus acciones. Seguramente porque tienen datos más que suficientes como para saber que están llegando al límite de lo que estamos dispuestos a permitir.

Sea como fuere, y apenas 48 horas después de la keynote de Apple con motivo de la WWDC 2020 y sus nuevas normas de privacidad para iOS 14, Google ha respondido con un comunicado en el que anuncia las nuevas medidas que está implementando para proteger los datos (¡!) de los usuarios. Algo que muchos pensarán que no parece muy compatible con lo que ha venido haciendo en los últimos años (y alguna que otra década).

Borrado automático del historial

De entre todas las medidas que ha anunciado que pone en marcha, hay una que llama especialmente la atención y que según afirman en su comunicado, afectará a todos los usuarios nuevos salvo que ellos modifiquen la opciónque viene por defecto. Y es la de eliminar de forma automática todo su historial de actividad en la cuenta de Google transcurrido un espacio de tiempo concreto. En este caso 18 meses.

Y no hablamos solo del histórico de ubicaciones de Google Maps, sino de todo lo que hayamos hecho con la cuenta de Gmail, esto es la actividad web y de aplicaciones y, por supuesto, también esos lugares que hemos visitado, consultado, etc. Otro detalle importante es que el historial de ubicaciones estará desactivado por defecto para las nuevas cuentas, por lo que tendrá que ser el propio usuario el que lo reactive dentro de las opciones de su cuenta de Google.

Autoborrado del historial de Google.
Autoborrado del historial de Google.

Como antes os comentábamos, es muy posible que el hartazgo de los usuarios, sumado a algunas demandas que han recibido los de Mountain View en EE.UU., hayan ayudado a la compañía a ver el problema de la privacidad y la recopilación de datos desde otra perspectiva más correcta y dejar en la mano de los usuarios, de una forma mucho más transparente, el control total sobre lo que quieren o no compartir.

Ahora, todas estas opciones de configuración las tendremos más cerca gracias a que Google las está ubicando en el menú que aparece tras tocar en el avatar de nuestra cuenta, dentro de la función "Take the privacy checkup" donde podremos configurar ese autoborrado a tres o 18 meses, o desactivarlo si no queremos que se elimine nada.

Normas
Entra en El País para participar