Los nuevos Tesla Model S rompen la barrera de los 600km. de autonomía

Los nuevos Tesla Model S rompen la barrera de los 600km. de autonomía

Supone un incremento sustancial respecto de los modelos de 2019.

Es evidente que las marcas saben cuál es el principal reparo que ponen sus potenciales clientes para dar el salto a comprar un coche eléctrico: la autonomía de las baterías. Mientras estos EV no sean capaces de almacenar, cuando menos, una cantidad de kilómetros similar al de un depósito de gasolina o diésel, habrá muchos usuarios que prefieran seguir tal y como están hasta que reciban mejores noticias.

Y Tesla, lejos de querer imprimir más caballos a sus motores, que también, tiene una batalla declarada contra esos kilómetros de más que quiere ir ganando a golpe de actualización de firmware, tecnología de las baterías y demás mejoras. Y lo que acaba de anunciar Elon Musk en sus redes sociales va precisamente en esa dirección al romper una barrera importante.

Los Model S de 2020 ganan alcance

Ha sido en su cuenta oficial de Twitter donde el australiano se ha hecho eco de un comunicado de la propia compañía donde vienen a contar que sus Model S Long Range Plus han roto la barrera de los 600 kilómetros de autonomía, exactamente 646, lo que deja a las primeras unidades distribuidas en 2012 realmente atrás. Estamos hablando de que hace ocho años, ese mismo vehículo solo era capaz de llegar a los 430 kilómetros por lo que la mejora es sustancial.

Así, desde este mismo instante, todos los Model S Long Range Plus cuentan con esos 646 kilómetros (402 millas) de autonomía lo que significa un 20% más respecto de los modelos distribuidos hace apenas 12 meses, concretamente, el 100D de 2019 con el mismo paquete de baterías que equipa ahora mismo el modelo de este año. Eso sí, según la nota de Tesla, "todos los vehículos Model S Long Range Plus recibirán la nueva calificación de 402 millas".

Para rebasar esa barrera de los 643 kilómetros (402 millas) los norteamericanos han tenido que tomar medidas en distintos terrenos. Uno de ellos es el peso, "minimizando cada componente" tal y como ya aprendieron con los Model 3 y Model Y. Además, este Model S incorpora "nuevas ruedas de 8,5 pulgadas de ancho que reducen la resistencia aerodinámica en comparación con las anteriores", por lo que suman a la autonomía del vehículo cerca de un 2% extra.

Otra de las medidas que han tomado es la de reemplazar la bomba de aceite mecánica por otra eléctrica, de tal forma que "optimiza la lubricación independientemente de la velocidad del vehículo para reducir la fricción". La caja de cambios también ha sufrido modificaciones lo que, sumado a lo anterior, también añade un 2% extra de autonomía a las baterías de los nuevos Model S. Y por último dos elementos que también afirman haber ayudado a conseguir ese plus de alcance en los nuevos Model S: el frenado regenerativo, que "ahora funciona a una velocidad de desaceleración más baja, enviando más energía de regreso a la batería"; y el inversor continuo de sobrealimentación.

Normas
Entra en El País para participar