Norwegian Air obtiene un préstamo de 250 millones respaldado por el Estado tras reestructurar su deuda

La aerolínea noruega había alertado de que se quedaría sin efectivo a mediados de mayo en caso de no poder acceder a más liquidez

Aeronave de Norwegian Air.
Aeronave de Norwegian Air. Reuters

La aerolínea de bajo coste Norwegian Air ha asegurado una garantía de crédito largamente buscada a través del gobierno de Noruega, después de completar una reestructuración de la deuda. Lo ha anunciado la compañía este miércoles a través de un comunicado en la Bolsa de Oslo y en su propia web.

La compañía había dicho que se quedaría sin efectivo a mediados de mayo tras mantener parada durante semanas casi toda la flota aérea debido a la pandemia de coronavirus, a menos que pudiera acceder a 271 millones de dólares (unos 250 millones de euros).

El gobierno, en una declaración separada, confirmó que la aerolínea obtendría la garantía. El Ejecutivo del país ya había asegurado 30 millones de dólares (unos 27 millones de euros) en una etapa anterior, llevando el préstamo global a 275 millones de euros (301 millones de dólares).

Los tenedores de bonos, arrendadores y accionistas acordaron en las últimas semanas una conversión de la deuda de 12.700 millones de coronas y la venta de acciones, lo que aumentó el coeficiente de patrimonio del Estado al 17%, desde el 4,8% a finales de 2019, porcentaje que excede el requisito mínimo del gobierno del 8%.

El director ejecutivo de la aerolínea, Jacob Schram, ha agradecido el apoyo estatal, las concesiones de los acreedores de deuda de la compañía y también ha dado las gracias a los empleados y clientes. "Ahora que hemos accedido a la garantía de crédito estatal, podemos seguir transformando la empresa. A través de este proceso, la creencia en la Nueva Norwegian y la estrategia de la compañía han sido ratificadas por los accionistas, el mercado, los tenedores de bonos, empresas de arrendamiento financiero y otros prestamistas. Sin embargo, los próximos meses serán desafiantes y con un alto grado de incertidumbre para la industria".

De hecho, la industria aérea ha sido una de las más castigadas por la pandemia. Los cálculos más recientes de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA en inglés) apuntan a una caída del 50% del volumen de pasajeros medido en número de kilómetros recorridos por pasajeros de pago. La recuperación, precisa IATA, supondrá que "una vuelta al nivel de 2019 no ocurrirá hasta 2023, tomando dos años más que la recuperación del PIB global".

Los despidos previstos en el sector aéreo superan ya los 200.000 entre las grandes referencias de Europa, Oriente Medio y América a medida que se van conociendo los planes para un reinicio de la actividad bajo mínimos por la amenaza del Covid-19. Durante el confinamiento, algunos Estados, igual que ha sucedido con Norwegian, han dado el paso para rescatar a sus aerolíneas de bandera, como Francia y Países Bajos, que han movilizado 11.000 millones entre los dos para rescatar a Air France-KLM. Por su parte, Alemania ultima un rescate para Lufthansa por el que se convertirá en accionista del 25% de la firma, según medios locales. 

Normas
Entra en El País para participar