Alemania levantará el veto para viajar al extranjero a partir del 15 de junio

Pide a los ministros de Exteriores de nueve países, entre ellos España, que garanticen corredores seguros para sus ciudadanos

Heiko Maas, ministro de Asuntos Exteriores de Alemania
Heiko Maas, ministro de Asuntos Exteriores de Alemania

Alemania, el mayor emisor de turistas en Europa, ya ha dejado claro a nueve destinos vacacionales (España, Italia, Malta, Grecia, Chipre, Eslovenia, Portugal, Croacia y Bulgaria) cuáles son las condiciones que deben cumplir para que los turistas germanos acudan a sus playas este verano.

En una reunión virtual organizada por el ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Heiko Mass, con sus homólogos de los citados nueve países, Alemania quiso dejar claro que tiene un plan para salvar las vacaciones de sus ciudadanos, pero no a cualquier precio. Y ese proyecto pasa, en primer lugar, por eliminar la recomendación dictada al principio de la crisis a sus ciudadanos de no viajar a a partir del 15 de junio y, en segundo, porque los países que han establecido cuarentenas de 14 días a los países extranjeros, como España, también las eliminen.“El 15 de junio no será la la fecha en la que la gente podrá volver a viajar a destinos turísticos, sino el día para el que hay que decidir si se levanta la recomendación de no viajar que no puede mantenerse para siempre”, recalcó Mass.

El cambio de posición de Alemania se debe, en primer lugar, a la mejoría de la pandemia en muchos de los destinos del sur de Europa y a las negociaciones abiertas con Malta, Chipre, Grecia o Baleares y Canarias para crear corredores seguros que garanticen que los turistas alemanes parten a sus destinos sin rastro del virus y que no correran peligro de contagio en sus estancias. Y Maas puso como ejemplo de esas diferencias a Madrid o Barcelona “durante semanas con altos niveles de contagio y aún bajo fuertes restricciones”, frente a Baleres, “con una incidencia mucho más baja”. Al estar aisladas y solo poder llegar a ellas a través de avión o barco, las islas garantizan un mejor seguimiento de entrada y salida de los extranjeros, algo que no sucede en el caso de los destinos penínsulares, en los que también se puede acceder por coche, tren o autobús, mucho más difíciles de vigilar.

Ahora, la pelota está en el tejado del Ministerio de Sanidad, ya que fue el que impuso la cuarentena durante el estado de alarma para todos los turistas extranjeros. La más interesada en que se adelante la vuelta a la normalidad es Baleares, que ya ha negociado con el primer turoperador aleman, TUI, para garantizarse turistas y vuelos en cuanto las restricciones a la movilidad se levanten. Baleares quiere jugar la baza de que apenas hay contagios ni muertos en la autonomía para blindar destinos clave del turismo alemán, como Palma de Mallorca, Ibiza o Menorca.

La estrategia de Canarias pasar por cumplir 18 protocolos que garanticen al turista alemán que no correrá ningún riesgo desde que se suba al avión hasta que vuelva. A cambio exigen test en origen para evitar casos importados.

Normas
Entra en El País para participar