Desescalada

Primer día de la fase cero: mascarilla obligatoria en transportes y reapertura en el comercio

El Gobierno inicia la distribución de 14,5 millones de mascarillas; la patronal del comercio cifra la actividad de la jornada en el 15%

Realización de test rápidos en Ibiza a todos los pasajeros y transportistas de los dos ferrys a Formentera.
Realización de test rápidos en Ibiza a todos los pasajeros y transportistas de los dos ferrys a Formentera. EFE

La apertura de peluquerías y pequeños comercios con cita previa o de restaurantes que vendan comida para llevar marcan el inicio de la fase 0, primer plazo en el plan de desescalada que prevé reactivar la economia después de mes y medio de confinamiento. La medida llega después de que este fin de semana se permitieran ya los paseos y la práctica del deporte individual.

Todo el país ha empezado la desescalada en esta fase 0 excepto las islas de La Gomera, El Hierro, La Graciosa y Formentera, donde el estado de la pandemia ha permitido que entren directamente en la siguiente fase, la 1. En todo caso, la actividad empieza de forma muy paulatina, y de hecho el presidente del Gobierno aludió a esta fase cero como la preparación de la desescalada.

Desde este lunes, en todo el territorio nacional se permite la apertura de restaurantes y cafeterías que puedan servir pedidos para llevar y que deberán realizarse por teléfono o por internet. También pueden abrir comercios de hasta 400 metros cuadrados con cita previa para la atención individual (un empleado por cliente), y con una distancia mínima de dos metros. Los establecimientos deberán desinfectarse dos veces al día y tener dispensadores de gel hidroalcohólico, además de un horario o pasillo preferente para mayores de 65 años.

En esta fase será obligatorio el uso de mascarilla en transporte público (autobús, ferrocarril, metro, marítimo, aéreo y taxi) y recomendable en todo tipo de actividades fuera del hogar. La escasa actividad comercial domina el primer día, según datos de la Confederación Española del Comercio, que la cifra en apenas el 15%. Su presidente, Pedro Campo, ha dicho a Efe que por el momento hay mucha "incertidumbre" e "indefinición" y la mayoría de los locales han optado por mantener la persiana bajada.

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), en cambio, ha apuntado un poco más alto al indicar que el 20% del comercio ha abierto hoy, mientras que estima que la hostelería lo ha hecho en menor medida (tan solo el 3%).  En el caso de las peluquerías, que desde esta jornada pueden trabajar ya con cita previa, ATA calcula que ha abierto la mitad de estos establecimientos.

Únicamente en las cuatro islas que entran directamente en la fase 1 estarán permitidas reuniones de hasta 10 personas dentro y fuera de casa, manteniendo la distancia de seguridad de dos metros, o la apertura de terrazas al 50% de su capacidad, entre otras medidas. Así, las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno han comenzado a distribuir esta mañana 14,5 millones de mascarillas en nudos de transporte, municipios y entidades sociales.

Un total de 15.000 efectivos se encargan del reparto en más de 3.500 puntos de distribución para su uso en el transporte público colectivo. El reparto en municipios, adonde llegarán siete millones de mascarillas, se hace en colaboración con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), ayuntamientos, diputaciones provinciales, cabildos y consells insulares.

Aumento esperado, moderado y razonable de la movilidad

El primer día de la fase 0 de la desescalada hacia la nueva normalidad ha registrado aumentos en todos los medios de transporte, según ha informado María José Rallo, secretaria general de Transporte. En general, el incremento ha sido esperado, moderado y razonable por la apertura de los pequeños comercios hasta ahora cerrados.

El servicio de Cercanías ha registrado un incremento del 18% en el número de viajeros en la hora punta de la mañana este lunes. El servicio de trenes registró una media de 180.000 viajeros diarios, un 12,5% más respecto a los 160.0000 de la semana anterior, pero lejos de los 1,5 millones de usuarios diarios que se contabilizan en circunstancias normales.

En el caso del coche particular, el tráfico por la red de las principales carreteras y autovías fue un 36% del que se registró cualquier otra jornada sin pandemia, siete puntos porcentuales más en comparación a la tasa del 29% de una semana antes. El tráfico de acceso a las grandes ciudades se ha mantenido en ese 29% de lo que suele ser un día equivalente sin crisis sanitaria.

En cuanto a los trenes AVE y larga distancia, transportaron la pasada semana unos 2.600 pasajeros diarios, frente a la medida de entre 1.000 y 2.000 que venían registrando en semanas anteriores. Supone un 3% respecto de los 90.000 usuarios habituales.

La tasa de ocupación que registran los autobuses interurbanos ha aumentado hasta el 4%, un punto porcentual más respecto a semanas previas, y la del avión aumentó hasta el 6%, dos puntos más frente a las tasas de ocupación que se venían registrando.

Normas
Entra en El País para participar