El Face ID de Apple se adaptará a los tiempos de ir con mascarillas, ¿cómo?

El Face ID de Apple se adaptará a los tiempos de ir con mascarillas, ¿cómo?

El sistema operativo se actualizará próximamente.

Face ID es una tecnología que Apple puso en marcha a finales de 2017 cuando lanzó al mercado su iPhone X para desbloquear sus terminales sin tocar la pantalla, simplemente con la cara. Desde entonces, todos los topes de gama lo han montado (iPhone XS y 11), y es bastante complicado de engañar porque no reconoce una imagen 2D de nuestro rostro, ya que realiza una especie de escaneado tridimensional que le permite saber si eso que tiene delante somos nosotros o una fotografía plana.

Pero claro, en los actuales tiempos del coronavirus donde el Gobierno avisa de que el uso de las mascarillas es "altamente recomendable" (es decir, obligatorias), los usuarios de estos iPhone con Face ID tienen un problema porque van a tardar más de lo previsto en desbloquear sus terminales. Así que con ese desafío que tenemos por delante, ¿sabéis qué ha decidido hacer Apple?

Un desbloqueo más rápido

La solución que ha encontrado Apple para estos tiempos del coronavirus y sus mascarillas es que Face ID se adaptará a los tiempos siendo menos Face ID. Es decir, que el teléfono será capaz de reconocer si llevamos, o no, algo tapándonos más de la mitad del rostro y, en caso afirmativo, no seguirá haciendo el reconocimiento sino que pondrá en pantalla el teclado para introducir el código PIN. Del tirón. Sin preguntarnos.

Pensaréis que vaya novedad es esa, pero hay un detalle que es el clave de esta actualización que llegará con iOS 13.5: y es que nos va a ahorrar bastante tiempo. Face ID, cuando detecte que llevamos mascarilla, no dará el error de cara no reconocida, con el tiempo de escaneo que eso supone, o el menú posterior donde debemos elegir entre introducir el PIN o repetir el proceso de desbloqueo con nuestra cara. Todos esos segundos que se van sumando hasta que llegamos al teclado numérico será instantáneo y automático. Por lo que será mucho más fluido y rápido.

Como antes os comentábamos, este cambio llegará con iOS 13.5, cuya beta se ha publicado hace algunas horas y que trae también un primer vistazo a esas notificaciones de cercanía con infectados por el Covid-19. De esta manera, Apple mata dos pájaros de un tiro y soluciona (parcialmente) un problema que tenía con su sensor de reconocimiento facial en estos tiempos de coronavirus. Soluciones que, algunos, imaginaban que pasarían por imprimir nuestra cara en las mascarillas para facilitarle el trabajo a Face ID.

Normas
Entra en El País para participar