Fondos de escritorio de Windows 10.
Fondos de escritorio de Windows 10.

Cómo descargar los wallpapers de Windows para usarlos en cualquier dispositivo

Lleva contigo las imágenes que más te gustan de tu ordenador.

Desde que el mundo es mundo, una de las primeras opciones que han permitido los sistemas operativos es dejar que el usuario personalizara su pantalla de inicio (o escritorio) con imágenes y elementos afines a sus gustos. Obviamente, en los años del MS-DOS eso no era posible, pero sí desde que Windows es Windows o Mac es Mac.

Fondo de escritorio de Windows 10.
Fondo de escritorio de Windows 10.

Actualmente, Windows 10 mantiene esos niveles de personalización a través de lo que denomina como "Temas", que no son otra cosa que un conjunto de elementos que transforman la apariencia del escritorio y que están compuestos por uno o varios fondos, y por un color que es el que tiñe todas las ventanas y mensajes que recibimos dentro del sistema operativo.

Vamos a descargar esos fondos

Como sabéis, todos esos Temas podemos descargarlos desde la tienda oficial de Windows 10 y se descargan como un todo único al que no tenemos acceso de una manera sencilla. Así que en el caso de que queráis guardar alguna de esas imágenes, no lo vais a tener fácil. Pero por suerte, Microsoft cuenta con un recurso bastante útil, a través de su web de soporte en internet.

En ella, a la que podéis acceder desde aquí, tendremos en nuestra mano, no solo bajarnos esos fondos que tenemos en Windows 10, sino cualquier otro de los muchos que ofrece a través de la tienda dentro del sistema operativo. Además, los veréis organizados por categorías, que van desde Animales y Arte (ilustrativo y fotográfico), como Automoción, Juegos, Vacaciones y estaciones, Maravillas naturales, Lugares y paisajes, Plantas y flores, Papeles tapiz de marcas, De la comunidad y Panorámicas.

Fondos de escritorio de Windows 10.
Fondos de escritorio de Windows 10.

Lo bueno de este recurso online es que la calidad de las imágenes es extraordinariamente buena y podremos bajarlas por separado al escritorio para, más tarde, hacer un pack que instalar más tarde en Windows 10, o macOS X, o por qué no, en el móvil o el tablet. Estos dos últimos ecosistemas son de los que piden fondos de escritorio a gritos y, en muchas ocasiones, buscarlos por internet supone no encontrar alternativas de la misma calidad que los que suelen venir de serie en iOS o Android.

Eso sí, recordad que la mejor forma de enviar esas imágenes a los dispositivos móviles es a través del correo electrónico, inalámbricamente (Airdrop o Google Files) o almacenándolas en una nube. No uséis WhatsApp o cualquier otra app que comprima las imágenes y las haga perder calidad porque entonces no habremos ganado demasiado. 

Normas
Entra en El País para participar