Alemania aguarda una caída del 6,3% del PIB mientras la confianza colapsa

Las previsiones del ministerio de Economía alemán deparan la mayor caída de riqueza en el país desde la II Guerra Mundial

El índice de sentimiento económico de la eurozona se desploma en abril hasta los 67 puntos, muy próximo a su mínimo histórico del 2009

El ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, durante la rueda de prensa de este jueves, en la que ha informado de las previsiones económicas del Gobierno.
El ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, durante la rueda de prensa de este jueves, en la que ha informado de las previsiones económicas del Gobierno. AFP

Alemania espera que el impacto del coronavirus hunda su economía y la lleve a la peor recesión desde que el país germano emprendió la recuperación de la II Guerra Mundial, mientras contempla cómo cae la confianza empresarial y de los hogares por toda Europa: el sentimiento económico de la eurozona baja en abril hasta los 67 puntos y se queda a décimas de su suelo histórico, del año 2009, cuando marcó 65,5.

El PIB del país, según las previsiones publicadas este miércoles por el ministerio de Economía, caerá un 6,3% en el conjunto del año. Esto supera los guarismos de los años de la crisis financiera de 2008.

El suelo de la recesión, que va camino de ser la peor en Alemania desde al menos 1950, se espera para el segundo trimestre de 2020, para después, gradualmente, recuperarse y crecer un 5,2% en 2021.

El ministro de Economía, Peter Altmaier, dijo que el paquete de medidas "sin precedentes" del Gobierno para mitigar el parón de la economía por el Covid-19, de "más de 1 billón de euros", ayudará a limitar todo lo posible los daños a la actividad. "Nos enfrentamos a grandes retos, tanto económicos como políticos", ha dicho Altmaier en un comunicado. El ministro ha advertido que el levantamiento demasiado rápido de las restricciones puede llevar a un repunte de la enfermedad. "Solo si restablecemos la vida económica y social con moderación, podremos comenzar una recuperación gradual en la segunda mitad del año", ha destacado.

Las palabras del responsable de Economía llegan después de conocerse datos que apuntan a que el cierre de negocios y los puestos de trabajo destruidos en Europa han hecho añicos la confianza de empresas y hogares. El índice mensual de confianza que elabora la Comisión Europea se hundió en abril hasta niveles próximos a los de la crisis financiera de hace una década. A las compañías les preocupa cómo evolucionará la demanda tras el parón forzado de gran parte de la actividad, mientras que las expectativas de empleo se han deteriorado y las preocupaciones por el mercado laboral significan que los consumidores son más reacios a realizar grandes compras.

Este índice reflejó 67 puntos desde los 94,2 de marzo, apenas unas décimas por encima del mínimo de una serie histórica que se remonta a 1985 y que se alcanzó en 2009 (65,5), durante lo peor de la pasada crisis.

Golpe inicial

Algunas industrias han recibido un varapalo particularmente duro: aerolíneas, hoteles y restaurantes. El grupo aéreo IAG anunció el miércoles una reducción del personal de la aerolínea British Airways del 30% de toda la plantilla para esquivar una recuperación que la empresa piensa que puede tardar años.

La información del PIB alemán del primer trimestre, que se conocerá esta semana, aportará una visión más aproximada de hasta qué punto los confinamientos han lastrado las economías nacionales. En Béligica ese dato ya se conoce: el PIB trimestral del país cayó un 4% y una estadística parecida se espera el jueves, cuando Francia, España e Italia, publiquen el jueves. El Banco Central Europeo, ese mismo día, anunciará su siguiente política monetaria.

Normas
Entra en El País para participar