Tencología

El beneficio de Google sube un 2,7% pese a la caída en la publicidad en marzo

Sus ingresos se elevan un 13%, hasta 41.159 millones de dólares. Los negocios que más han crecido son sus servicios en la nube y Youtube

Logo de Google en una instalación de la compañía.
Logo de Google en una instalación de la compañía.

Alphabet, la matriz de Google, ya ha dejado ver que no va a ser inmune al covid-19, aunque en el primer trimestre ha logrado superar las previsiones de los analistas. La compañía ha elevado sus ingresos un 13% en el primer trimestre, hasta 41.159 millones de dólares (la estimación promedio entre los analistas financieros rastreados por Refinitiv era de 40.290 millones, esperando el crecimiento más lento desde el 11,1% en el segundo trimestre de 2015). La cifra, no obstante, supone cuatro puntos porcentuales menos que el crecimiento cosechado por la firma en el mismo periodo de 2019, cuando impulsó sus ingresos un 17%.

El beneficio trimestral de la multinacional subió un 2,7% hasta los 6.836 millones, y el resultado operativo un 19% más, hasta los 8.000 millones. El beneficio por acción fue de 9,87 dólares, cuando el consenso del mercado esperaba 10,80 dólares. Los gastos de la compañía se elevaron un 12%, hasta 33.200 millones, aunque ha empezado a aplicar alguna medida de austeridad, como la reducción de contrataciones.

La ralentización en el crecimiento de los ingresos responde a que el negocio del grupo depende en más de un 80% de la publicidad y sectores que reportan muchas ganancias a Google, como los viajes, los restaurantes, el comercio minorista y el de la automoción, están casi parados como consecuencia de la pandemia. Según las estimaciones de RBC Capital Markets, solo el sector de los viajes representa en torno a un 15% de los ingresos de la multinacional.

La directora financiera de Alphabet, Ruth Porat, reconoció al presentar los resultados que la mayor parte del crecimiento se produjo en los dos primeros meses del año, mientras que en marzo experimentaron "un descenso significativo de los ingresos por publicidad", a medida que empezaron a aplicarse las medidas de confinamiento en todo el mundo.

Entre enero y marzo, las ventas de anuncios fueron de 33.800 millones, un 10% más que en primer trimestre del año pasado. Pero Porat señaló a los analistas que mientras los usuarios buscan más en Google, los anunciantes están recortando gastos. "A partir de hoy, anticipamos que el segundo trimestre será difícil para nuestro negocio de publicidad", admitió.

Los negocios que más crecieron de Alphabet entre enero y marzo fueron su plataforma de vídeo Youtube y sus servicios de computación en la nube, Google Cloud, impulsados en parte por las órdenes de confinamiento y cierre de oficinas dictadas en numerosos países que ha obligado a las empresas a teletrabajar.

Su división en la nube creció un 52%, hasta 2.777 millones de dólares. Por su parte, la plataforma de vídeo ha experimentado este trimestre un importante aumento de su audiencia, como ha ocurrido en otros servicios de vídeo bajo demanda, como Netflix o Amazon Prime Video. El negocio publicitario de Youtube ha crecido un 33%, hasta los 4.038 millones. La plataforma de vídeo de la compañía ha contribuido con más de 1.000 millones más de ingresos que hace un año.

La categoría de "Other Bets", donde la compañía incluye inversiones y negocios de mayor riesgo recortó sus ingresos un 20%, hasta los 135 millones.

La compañía no ha pronosticado ingresos o ganancias, pero algunos analistas avanzan que el próximo trimestre será más duro y que los ingresos de Alphabet solo crecerán un 6,6%. Algunas estimaciones apuntan a que la venta de anuncios de la empresa caígan hasta un 20% en los próximos trimestres.

En este contexto de desaceleración económica, algunos analistas de Wall Street han reducido su precio objetivo de Google. Pero muchos, como Raymond James, de Aaron Kessler, lo marcan en 1.425 dólares, más de un 15,5% sobre el valor actual. Los más pesimistas lo sitúan en los 1.250 dólares, ligeramente por encima de los 1.232 dólares con los que cerró la sesión de ayer, tras caer un 3%. Las acciones de la compañía se revalorizaron un 7,38% hasta los 1.323,08 dólares por título en las operaciones posteriores al cierre de los parqués neoyorquinos.

Los analistas coinciden en que si el gigante de internet es una de las primeras compañías afectadas por los recortes publicitarios, también será casi con seguridad una de las primeras en recuperarse debido a su liderazgo en el mercado. Según eMarketer, Google controla el 30% del negocio publicitario online.

Normas
Entra en El País para participar